Desde el 2010 comenzaron los intentos del país para acceder al organismo

Por: Irene Vizcaíno 5 noviembre, 2013

París.

Otro pequeño paso en un largo camino. Esto es lo que dará esta tarde la mandataria Laura Chinchilla con la presentación que dará frente a los embajadores de 34 países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), conocido como el club de los países ricos.

La gobernante confirmará a la asamblea extraordinaria del organismo, con sede en París, el interés de Costa Rica de seguir en la carrera para su ingreso, la cual comenzó desde 2010.

Anabel González, ministra de Comercio Exterior y quien dirige este intento tico, explicó que lo que tratan es de informar las condiciones del país para ser parte, así como del plan de trabajo que ya está en marcha el cual involucra a 24 instituciones públicas.

Esto es parte del proceso de cabildeo que realizan todas las naciones que pretenden ingresar al organismo. Así por ejemplo, representantes de Lituania, que se encuentra en un fase similar a Costa Rica, estuvieron en París en julio.

González, lo mismo que Rónald Saborío, embajador ante la Orgaización Mundial del Comercio (OMC) y que ahora tiene en recargo las gestiones ante la OCDE, insistieron en la conveniencia para Costa Rica de integrarse a este organismo.

La jerarca del Comex comparó la OCDE como una especie de "sello de garantía".

La ministra de Comerci Exterior, Anabel González se reunió con Ronald Saborío, encargado ante la OCDE.
La ministra de Comerci Exterior, Anabel González se reunió con Ronald Saborío, encargado ante la OCDE.

"Es dar la seguridad de que Costa Rica se comporta bajo ciertas reglas. Es como tener un ISO-14000 (norma internacional que garantiza una efectiva gestión ambiental)", expresó González.

La OCDE fue creada en 1961 y actualmente tiene integrados a 34 países, 24 de ellos europeos. Entre los miembros están Finlandia, Alemania,Francia y Estados Unidos, además de México y Chile, en América Latina.

Actualmente, están en el proceso de incorporación Colombia y Letonia.

Según la propia organización, su objetivo es impulsar prácticas que promuevan el bienestar económico y social de los ciudadanos.

En palabras de la ministra González, el gran aporte de OCDE es que ofrece una especie de "couching" o entrenamiento para ejecutar esas buenas prácticas en todos los campos y sectores.