Factores más problemáticos son la bucrocracia gubernamental, infraestructura y los proceso para pagar impuestos

Por: Óscar Rodríguez 27 septiembre, 2016

San José.

Costa Rica retrocedió dos puestos en el ranquin del Reporte Global de Competitividad 2016-2017 elaborado por el Foro Económico Mundial, publicado la tarde de este martes 27 de setiembre.

El país se ubicó en el puesto 54 entre 138 naciones. En el informe del año pasado (2015-2016), se situó en el lugar 52. El estudio catalogó la baja nacional como una "caída ligera".

Suiza es catalogado como el país más competitivo del mundo, pues encabezó el ranquin por quinto año consecutivo.

En el ámbito latinoaméricano, Chile fue el país mejor posicionado, en el lugar 33, al mejorar dos lugares. Le siguen Panamá (42) y México (51) que reportaron una mejora de ocho y seis puestos respectivamente.

Entre los cuatro países de la región que mejor se ubican en este ranquin, Costa Rica fue el único que tuvo un deterioro en el Reporte Global de Competitividad.

Welmer Ramos, ministro de Economía, Industria y Comercio, enfatizó que el Gobierno realizó reformas legales claves para promover la competitividad.

Ramos citó las leyes de Garantías Mobiliarias, Inversionistas Minoritario, así como cambios regulatorios para el desarrollo de negocios en el país.

"Estoy seguro de que en la nota del índice avanzamos. Si otros países tuvieron mejor nota, y el país fue desplazado no quiere decir que se desmejoró. Esto quiere decir que otros (países) sacaron mejor calificación; pero el Costa Rica no desmejoró", dijo Ramos.

El Índice define la competitividad como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país y su clasificación se calcula mediante la recopilación de datos en el ámbito nacional, de 12 categorías, llamadas los pilares de la competitividad.

Razones. El informe destaca que, en el caso costarricense, el retroceso se atribuyó, principalmente, al pilar Institucional, pues el país se ubicó en el puesto 60, aunque el año anterior estuvo en el 49. Es decir, tuvo un retroceso de 11 lugares.

En la Eficiencia del mercado se localizó en el lugar 78, frente al puesto 67 del informe 2015-2016.

Costa Rica también reportó una baja en las áreas de Sofisticación de los negocios (41) e Innovación (48). Pese a la baja de cuatro y 11 lugares, respectivamente, el país aún es líder en la región en esas dos ramas.

Costa Rica es líder en Latinoamérica en la categoría Salud y educación primaria. Además, tuvo un avance en el pilar de Desarrollo macroeconómico, al ubicarse en el lugar 82, frente al 94 el año anterior.

Incluso en el indicador de Inflación, el país ocupó el primer puesto en el ranquin mundial.

Por otra parte, los factores más negativos para hacer negocios en Costa Rica fueron la burocracia gubernamental, la infraestructura inadecuada y el proceso de pago de impuestos.

El acceso al financiamiento fue otro obstáculo señalado en el informe del Foro Económico Mundial.

Para Yolanda Fernández, presidenta de la Cámara de Comercio, el resultado del Reporte de Global Competitividad es el reflejo de la realidad del país.

"Los comerciantes vivimos todos los días problemas con la tramitomanía del país. La apertura de una empresa, el tiempo que tardamos para poder ayudar a pequeñas empresas a formalizarse", aseguró Fernández.

La empresaria catalogó la infraestructura del país como precaria, máximo porque los camiones de carta transitan en el país a un promedio de 17 kilómetros por hora debido a las presas.