Ente contralor afirma que el tema es de resorte de la Procuraduría General de la República

 5 marzo, 2015

San José.

La Contraloría General de la República advirtió que en un informe de diciembre del 2014 se refirió, en general, a la inseguridad jurídica que tienen los programas de investigación en biocombustibles desarrollados por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

La entidad agregó que no emitió un informe específico acerca de las investigaciones para el uso de hidrógeno en automóviles, en una reacción ante la ruptura de un proyecto entre Recope y la empresa Ad Astra Rocket, del científico costarricense, Franklin Chang Díaz.

En un comunicado de prensa, el ente contralor recordó que la división jurídica de Recope,desde el año 2006, emitió criterios afirmando que la empresa no tienecompetencia legal en materia de investigación y producción de biocombustibles puros, y por ende, señalan la necesidad de una reforma legal que faculte para ello.

Por eso, continuó la Contraloría, se envió un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa para el desarrollo de los biocombustibles.

Programas de Recope, como el de etanol con los azucareros, tienen débil seguridad jurídica, según la Contraloría General de la República.
Programas de Recope, como el de etanol con los azucareros, tienen débil seguridad jurídica, según la Contraloría General de la República.

La Contraloría consideró que la resolución de la controversia corresponde a la Procuraduría General de la República, "órgano competente en la materia, acerca de lacompetencia de Recope para incursionar en la planificación y desarrollo de actividades relacionadas con la investigación, producción e industrialización de biocombustibles".

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, afirmó al respecto: "Había dicho que para nosotros era una prioridad buscar energías limpias y que el hidrógeno nos ofrecía oportunidades extraordinarias, yo espero que así siga siéndolo. De hecho sí estuve muy al tanto de todo este proceso, lamentando la falta de vehículos de tipo legal y administrativo que faciliten este tipo de emprendimientos".

Según el mandatario, hay un un problema institucional estructural que hace que se vuelva muy difícil desde el punto de vista legal satisfacer en tiempos adecuados, con suficiente rapidez, los requerimientos de la empresa privada.

Solís se refirió al tema durante el acto de inauguración de la feria de autos Expomóvil.