11 octubre, 2015

Washington. AFP y Ap El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, manifestó que sin la ratificación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (conocido como TPP), China sería quien decrete las reglas del comercio internacional.

“Sin este acuerdo, los competidores que no comparten nuestros valores, como China, decretarán las reglas de la economía mundial”, afirmó Obama en su discurso semanal a la nación, el sábado pasado.

“Seguirán vendiendo en nuestros mercados y tratarán de seducir a nuestras empresas, manteniendo sus mercados cerrados”, añadió el mandatario.

Una mujer camina cerca de una casa de cambio en Hong Kong. Obama critica que China mantenga sus mercados muy cerrados. | AP.
Una mujer camina cerca de una casa de cambio en Hong Kong. Obama critica que China mantenga sus mercados muy cerrados. | AP.

Tras cinco años de negociaciones, el TPP fue firmado el lunes 5 de octubre por 12 países.

Este tratado crea la zona de libre comercio más grande del mundo y fija las reglas para el libre comercio del siglo XXI, pero antes tiene que ser validado por los parlamentos nacionales.

También, presiona a China –que no forma parte de los firmantes– a que adapte sus normas en materia de comercio, inversión y derecho comercial.

Los países firmantes del TPP son Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam.

¿En busca de los votos? En su discurso, Obama señaló la necesidad de equilibrar a China en la región. “Cuando más del 95% de nuestros clientes potenciales viven más allá de nuestras fronteras, no podemos dejar que países como China decreten las reglas de la economía mundial, dijo.

Sus declaraciones también tienen un alcance en política interior, ya que el presidente sabe que el voto en el Congreso sobre el TPP se anuncia difícil y quiere beneficiarse de las fuertes sospechas anti-Pekín que reinan en el Capitolio, y así atraer algunos votos determinantes.

La Unión Europea y Estados Unidos negocian desde el 2013 un acuerdo similar, conocido como Sociedad Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés). Los partidarios del convenio esperan que la firma del TPP imprima impulso a estas conversaciones.