Economía

Dinero para personas pobres que no se entregó en el 2015

Contraloría regaña al IMAS por incrementar superávit

Actualizado el 12 de abril de 2016 a las 12:00 am

Aumentaron los recursos no usados en Red de Cuido y Avancemos

Institución justificó que guardó fondos para entregar ayudas de inicios de este año

Economía

Contraloría regaña al IMAS por incrementar superávit

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Centro de cuido Santa Teresita ubicado en Alajuelita. En el 2015 se atendieron en estos lugares a 21.784 menores, un 17% más que en el 2014, según datos suministrados por el IMAS. No obstante, según la Contraloría aumentó el dinero no usado en este programa. | ALBERT MARÍN/ARCHIVO

La Contraloría General de la República le llamó la atención al Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) por aumentar su superávit en 57% durante el 2015, respecto al 2014.

El superávit surge cuando los ingresos superan a los gastos, lo cual significa que, aunque había dinero, no se utilizó y, en este caso, se trata de fondos para ayudar a familias pobres.

“Baja ejecución de recursos en programas sociales (Red de Cuido Infantil, Avancemos y otros) durante el periodo 2015 incrementaron los saldos por concepto de superávit de ese año, en 57,2%, alcanzando la suma de ¢13.538 millones”, señaló el órgano contralor en su informe relacionado con los presupuestos públicos.

La Contraloría detalló que en la Red de Cuido Infantil los recursos no utilizados, o el superávit, subieron de ¢815 millones en el 2014 a ¢3.504 millones durante el año anterior.

En Avancemos, aumentó de ¢759,5 millones a ¢1.400 millones, y en los programas de Fodesaf, de ¢2.195 millones a ¢3.484 millones.

La Red de Cuido es el sistema mediante el cual se atiende a niños de bajos recursos para que sus madres puedan trabajar.

En tanto, Avancemos es el plan que da un subsidio a estudiantes pobres de colegios.

Los programas de Fodesaf incluyen tres rubros: el primero son ayudas a hogares para necesidades básicas, por ejemplo, para mejorar su vivienda, el segundo son contribuciones económicas a familias con personas con discapacidad y el tercero se dirige a jóvenes que cumplieron los 18 años y salieron de los albergues del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

“A las autoridades del IMAS y a los ejecutores de los distintos programas sociales, se les presenta un reto fundamental, en el sentido de valorar si esos programas cuentan con la capacidad institucional requerida para administrar, ejecutar y evaluar los recursos que se les transfieren”, señaló la Contraloría.

IMAS se defiende. Carlos Alvarado, expresidente del IMAS hasta el martes 5 de abril, se manifestó sorprendido por las afirmaciones de la Contraloría.

“Cuando yo leo el informe casi me da un patatús; después de toda la trabajada que nos dimos, porque la afirmación que hacen es baja ejecución, y la ejecución de todos los programas más bien subió”.

infografia

El IMAS envió a la Contraloría un oficio, el 8 de marzo pasado, en el cual le refuta las afirmaciones externadas en el informe.

PUBLICIDAD

En dicho oficio, el IMAS explica que generó ese superávit en el 2015 para poder entregar las ayudas de inicios del 2016, pues si se espera que las entidades le entreguen los recursos, se atrasaría en dar el dinero a las familias.

“El superávit proyectado es una herramienta de planificación de la ejecución que tiene sustento legal en las normas técnicas sobre el presupuesto público. Es decir, es un mecanismo para garantizar la continuidad al inicio de año de muchos de los beneficios institucionales”, argumentó el IMAS en su oficio.

También la institución detalló que en el 2015 la ejecución del programa de inversión social subió en un 14% y superó las metas programadas.

Consultada sobre este oficio, la Contraloría contestó, por medio del departamento de prensa, que analizan el documento y darán una respuesta a Alvarado, pero insiste en que lo señalado en el informe es correcto.

Para Juan Diego Trejos, investigador de estos temas, un aumento del superávit es preocupante, ya que la incidencia de la pobreza no cede. Señaló varios factores que pueden influir, como que los recursos hacia esta institución aumentaron en forma significativa en los últimos años y que, como dice la Contraloría, puede haber llegado a un límite de su capacidad.

  • Comparta este artículo
Economía

Contraloría regaña al IMAS por incrementar superávit

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Patricia Leitón

pleiton@nacion.com

Periodista de Economía

Redactora en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).

Ver comentarios
Regresar a la nota