Por: Marvin Barquero 15 junio, 2012

San José (Redacción). La plaga de mosca de establo mantiene sus ataques al ganado en la zona norte, pese a los intentos de control realizados por el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

Este insecto se produce en los desechos o rastrojo de fincas piñeras y de otro tipo de producción y se traslada a las fincas ganaderas donde chupa la sangre del ganado.

Los ataques del insecto se han dado en lugares como Boca Arenal, Corazón de Jesús, Kopper, San Jorge, Bella Vista y Esterito de Cutris de San Carlos.

Eliud Herrera, director regional del Senasa, reconoció que no han logrado acabar con el problema. Agregó que las empresas agrícolas cumplen con todo l que les obligan las autoridades, eso no ha alcanzado para terminar con los ataques de la mosca al ganado.

Omar Arias, uno de los ganaderos afectados, denunció que las autoridades cerraron una empresa piñera, pero el viernes al filo de la tarde. Esa gente, añadió, no trabajan ni sábado ni domingo y empezaron de nuevo normalmente el lunes.

Etiquetado como: