En país, entidades ya no tienen ‘colchón’ y afuera deudas crecen

Por: Patricia Leitón 6 septiembre, 2013

El presidente del Banco Central, Rodrigo Bolaños, está preocupado por las tendencias que muestran varias operaciones de los bancos locales en dólares.

Un aspecto que le quita el sueño al jerarca es que los montos prestados a las personas y empresas en dólares (crédito al sector privado) rebasan las captaciones en esa divisa.

Eso significa que los bancos no son superavitarios en dólares.

En palabras de Rodrigo Bolaños, ya no tienen el “colchón” que los protegía antes y que servía para amortiguar una eventual caída en el financiamiento externo.

El crédito externo se podría complicar si Estados Unidos retira los estímulos usados para impulsar su economía, lo que generaría un incremento en las tasas de interés internacionales.

Mayores rendimientos externos desincentivan las inversiones en los países emergentes porque los desarrollados se hacen más atractivos.

En el exterior, por su parte, las deudas que han adquirido las entidades (los pasivos externos) superan y se han alejado de las inversiones de las entidades en el exterior (activos externos) , lo cual podría traer como consecuencia problemas de pago futuros si la situación se complica.

La voz de alerta la lanzó Bolaños el 31 de julio, al presentar la revisión del programa económico. En ese momento, advirtió de que si las tendencias se mantenían, podrían impulsar nuevas medidas para frenar el crecimiento de los créditos en dólares.

Consultado sobre cómo valora las tendencias un mes después, Bolaños respondió: “El endeudamiento externo de los intermediarios financieros bajó, aunque también lo hicieron los activos externos. El Banco Central sigue atento a las tendencias de estas variables, por lo que esa brecha no ha variado mucho”.

La diferencia ahora es que el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) ya definió una nueva normativa, que implica una evaluación más exigente de la capacidad de pago de los deudores en moneda extranjera, lo cual podría desacelerar estos créditos en el país.

Banqueros tranquilos. Esta es una de las razones por las cuales los banqueros no ven mayores riesgos en las tendencias.

Marco Garro, asesor económico de la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras, comentó que lo que ha ocurrido es un cambio en la estructura de fondeo de las operaciones en moneda extranjera de los bancos locales, fenómeno que no considera que tenga riesgos importantes.

Las inquietudes del Central
Las inquietudes del Central

Entre las razones que citó, por las cuales no hay riesgos importantes, se encuentra que en los próximos meses se va a dar una moderación del crédito en dólares y hasta una disminución debido a la nueva normativa de crédito aprobada por el Conassif.

“Aun en el caso en que las tasas internacionales de interés repunten en un plazo corto, esto tenderá a disminuir el premio por endeudarse en dólares (reforzando la tendencia a reducir las colocaciones en dólares) y aumentará la captación de dólares de los bancos, volviéndolos más superavitarios en moneda extranjera”, añadió Garro.

Por su parte, Gilberto Serrano, presidente de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), manifestó que lo importante es el adecuado calce de los plazos.

“El tema no es si existe o no una brecha entre el saldo de colocaciones y si esta es mayor al saldo de depósitos; lo importante es un adecuado calce de plazos. Los bancos han venido cumpliendo con la normativa de calces de plazos establecida por el Conassif y ahora se aprestan a cumplir con las nuevas normas recién aprobadas ” , comentó Serrano.

Etiquetado como: