Empresa tico-panameña canalizará $40 millones en industria de cajas de cartón y abrirá 200 empleos

Por: Marvin Barquero 17 noviembre

La zona norte del país, particularmente los alrededores de Muelle de San Carlos, se convierte en un imán para atraer grandes proyectos, con al menos cinco planes de inversión ya sea en fases iniciales o en desarrollo.

Empresarios y funcionarios encargados de atraer inversión advierten que el atractivo de este punto del país se da gracias, especialmente, a la mejora en la infraestructura y la existencia de mano de obra.

Uno de esos grandes proyectos es la planta industrial de Corrugados del Atlántico (Codela), que se denomina Codela-San Carlos, donde la compañía Global Packaging Group invierte $40 millones en una primera etapa.

La construcción de la planta ya se inició en Muelle de San Carlos, donde ese grupo adquirió un terreno de 100 hectáreas. El grupo tiene una corrugadora en Germania de Squirres y la de Muelle será su gemela, es decir, con el mismo tamaño y características.

Codela-San Carlos se construye a unos dos kilómetros de donde se inicia la nueva carretera de la zona norte. Esta industria de cajas de cartón generará 200 empleos y es una
Codela-San Carlos se construye a unos dos kilómetros de donde se inicia la nueva carretera de la zona norte. Esta industria de cajas de cartón generará 200 empleos y es una "gemela" de la planta de Corrugados del Caribe (Codela), donde labora Edwin Scayle. Foto Jorge Castillo.

De ese terreno, unas 30 hectáreas serán para la corrugadora o fábrica de cajas de cartón y las otras 70 se utilizarán en una segunda etapa del proyecto que contempla un parque industrial de zona franca.

Guillermo Salazar Soto, gerente general de Codela, dijo que todavía no se tiene calculada la inversión en esta segunda fase.

Cerca de donde se construye Codela-San Carlos se realiza el desarrollo habitacional Lagos de Santa Teresa, donde se ofrecen residencias de muy alto nivel.

A eso se une la reactivación de un proyecto de parque industrial en la localidad de Muelle, la construcción de un edificio de una multinacional farmacéutica en San Josecito de Crutris, el proyecto de inversionistas norteamericanos para instalar un laboratorio de embriones para ganadería y la construcción de un nuevo ingenio para el procesamiento de caña de azúcar.

Todos estos proyectos están cerca de donde se inicia la nueva carretera Vuelta de Kooper-Chilamate, la cual facilita la salida desde la zona norte hacia el Caribe y los dos muelles de Limón (Moí y Limón centro), así como a la futura terminal de contenedores de Limón que construye la compañía APM Terminals.

Marco Alfaro, jefe regional de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer), explicó que esa zona del país está entre las que mejores perspectivas de desarrollo tiene, ligadas al mejoramiento de la infraestructura.

Ese crecimiento, agregó Alfaro, se vislumbra más allá del sector agrícola, aunque la zona se caracteriza actualmente por ese tipo de producción. "Viene más en la parte agroindustrial con valor agregado, en la industrial y en la parte de servicios como el desarrollo de software y para turistas, con tratamientos faciales con aguas termales", detalló el funcionario.

Tanto es así que, en octubre pasado, abrió en la zona una empresa de zona franca dedicada a elaborar productos de plástico, como tablilla PVC. Se trata de la firma Arkiplast, explicó Alfaro.

La presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), Laura Bonilla, recalcó que la zona norte destaca por su alto dinamismo exportador, gracias a su gran producción agrícola, con actividades como piña y tubérculos, pero también por la presencia de una fuerte agroindustria, la cual es responsable de gran parte de los productos congelados de frutas y vegetales y de jugos concentrados.

Servicio a exportadores

En lo relativo a la corrugadora Codela-San Carlos, la nueva planta abrirá 200 empleos, especialmente para personas de las comunidades aledañas a la compañía. Salazar dijo que una de las razones para instalarse en Muelle es por la disponibilidad de mano de obra de alta calidad en la región.

El gerente agregó que Muelle también es una ubicación estratégica por la distancia que tiene hacia la frontera con Nicaragua, hacia Ciudad Quesada, hacia los puertos del Caribe, hacia Guanacaste y hacia las zonas turísticas.

Codela-San Carlos abrirá con una capacidad de fabricación de entre 60.000 y 70.000 cajas anuales y a corto plazo igualará el volumen de la planta original de Codela, ubicada en Germania de Siquirres, donde se elaboran unas 120.000 cajas al año. La industria de San Carlos será una gemela de la del Caribe.

La ubicación geográfica fue un aspecto fundamental también para desarrollar Lagos de Santa Teresa. Explicó que está en Santa Teresa de Cutris, equidistante de los centros de servicios, de las zonas de desarrollo productivo y de los lugares turísticos, explicó Alfredo Corrales, uno de los desarrolladores junto con Dos Lagos S. A. y Lagos Wilson.

El alcalde del cantón de San Carlos, Alfredo Córdoba, agregó a los proyectos la construcción de un nuevo ingenio (para procesar caña de azúcar), ubicado cerca de muelle y del hotel Tilajari.

La edificación de este ingenio, el primero nuevo en el país en 30 años, fue confirmada por el director ejecutivo de la Liga Agrícola Industrial de la Caña de Azúcar (Laica), Édgar Herrera, pero manifestó que los propietarios, quienes ya tienen otra instalación del tipo, prefieren no brindar detalles.

La eventual inversión en el laboratorio de embriones, agregó Córdoba, también se realizará en el sector de Muelle.

Las instalaciones de la empresa farmacéutica se están construyendo en San Josecito de Cutris, a unos dos o tres kilómetros de la localidad de Muelle.

A todos esos proyectos se deben agregar un centro para la promoción del valor agregado agrícola, el cual se ubicará en Santa Clara de San Carlos, cerca de las instalaciones del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR).

El objetivo de esta instalación es promover el procesamiento industrial de la producción con capacitación a los agricultores por medio de las asociaciones y se desarrolla mediante coordinación del ITCR con las instituciones públicas agropecuarias.

Etiquetado como: