5 julio

Estocolmo

Volvo Cars, empresa de automotores sueca, anunció este miércoles que a partir del 2019 solamente lanzará modelos eléctricos o híbridos, con lo que promete el "final histórico" de los vehículos equipados únicamente con motor a combustión.

El grupo de Goteborg es el primer gran constructor que prevé electrificar todos sus modelos y fijarse una hoja de ruta para abandonar progresivamente el motor a combustión interna, siglo y medio después de su invención.

Volvo Cars, propiedad del grupo chino Geely, espera lanzar cinco modelos eléctricos entre el 2019 y el 2021, tres bajo su marca y dos bajo la de Polestar, así como una gama de modelos híbridos.

Volvo espera hacer frente a la creciente demanda de autos limpios y menos contaminantes.
Volvo espera hacer frente a la creciente demanda de autos limpios y menos contaminantes.

Polestar es una filial destinada a especializarse en el desarrollo de vehículos de gran radio de acción, un sector de momento ocupado sin competencia por Tesla.

Por su parte, el estadounidense se dispone a lanzar la producción de un tercer modelo, de gama media, el "Model 3".

"Este anuncio marca el final de los coches equipados solamente con un motor a combustión", dijo el presidente de Volvo, Håkan Samuelsson, en un comunicado.

Una gama de modelos híbridos (carburante-electricidad) vendrá a completar la gama para constituir, según Volvo, "una de las ofertas más amplias de autos eléctricos" en el mercado.

El primer modelo eléctrico será fabricado desde el 2019 en China y el lugar de producción de los otros cuatro queda aún por determinar, dijo a la AFP un vocero del constructor.

Autos limpios y menos contaminantes

Volvo Cars, que superó simbólicamente en el 2016 el nivel de 530.000 vehículos vendidos, constata que "los consumidores aprueban cada vez más los vehículos electrificados" y espera hacer frente a la creciente demanda de autos limpios y menos contaminantes.

Según el portavoz interrogado por la AFP, el constructor sueco seguirá fabricando más allá del 2019 los modelos gasolina y diésel lanzados antes de esta fecha, pero estos serán progresivamente reemplazados por la llegada de nuevos modelos más limpios.

El grupo sueco tiene la ambición de vender un millón de vehículos eléctricos antes del 2025, fecha en la cual desea que sus operaciones de producción se conviertan en "climáticamente neutras".

Los autos 100% eléctricos e híbridos, recargables o no, representaron en el 2016 la cifra de 433.847 inscripciones de vehículos nuevos en la Unión Europea (UE), es decir, cerca del 3% del total.