Medida rige a partir del 1 de enero del 2014

Por: Juan Pablo Arias 23 octubre, 2013

San José

Las empresas y otros grandes contribuyentes del país deberán hacer los registros e sus compras y ventas de manera electrónica, determinó la Dirección General de Tributación, en una resolución publicada el martes anterior en el diario oficial La Gaceta.

Las devoluciones o notas de crédito que afecten a las ventas, también formarán parte del registro electrónico,
Las devoluciones o notas de crédito que afecten a las ventas, también formarán parte del registro electrónico,

La norma denominada "Obligatoriedad para los Grandes Contribuyentes y Grandes Empresas Territoriales en la llevanza de los registros electrónicos de compras y ventas de mercancías, así como de servicios prestados" comenzará a regir el 1.° de enero del 2014.

La obligatoriedad de esta medida se basa en el artículo 15 del Reglamento de la Ley del Impuesto General sobre las ventas que establece que los contribuyentes y declarantes de este tributo están obligados a llevar y a mantener al día un registro de compras y otro de las ventas de mercancías.

"Esto conlleva una inversión importante para el contribuyente de recursos para modernizar o modificar sus plataformas informáticas (...) en el pasado estos registros se llevaban de manera física y manual", comentó Silvia González, gerente de Impuestos de la firma consultora Deloitte.

Los registros electrónicos estarán conformados por las compras y las ventas realizadas, gravadas o no, así como los servicios prestados gravados o no. Además incluye a las exportaciones y exportaciones.

Además, el registro de las ventas de mercancías y prestación de servicios se detallará cada una de las facturas emitidas por alguno de esos conceptos.

Esta medida se suma a la obligatoriedad que tendrán los profesionales liberales de emitir facturas electrónicas a partir del próximo año.

Se considera en el grupo de "grandes contribuyentes" a los contribuyentes que pagan más de ¢250 millones en impuestos.