Pagaría $40 por acción, una parte en efectivo y otra en títulos

 4 junio, 2014

Washington

La compañía de telefonía móvil estadounidense Sprint avanza en las negociaciones para hacerse con su rival T-Mobile por $32.000 millones, informaron hoy fuentes conocedoras de las conversaciones a los diarios The New York Times y The Wall Street Journal.

De prosperar, el acuerdo -en el que ambas compañías trabajan desde hace años- podría ser anunciado este verano.

Por el momento las dos empresas han establecido los términos preliminares de la adquisición: Sprint pagaría $40 por acción, una parte en efectivo y otra en títulos.

Sprint es la tercera compañía del sector en Estados Unidos y T-Mobile la cuarta, por lo que si la operación saliera adelante y fuera autorizada por las autoridades reguladoras dejaría el enorme mercado estadounidense de telecomunicaciones móviles dominado por tres gigantes: Verizon, AT&T y Sprint.

Neville Ray, CEO de T-Mobile, en una presentación reciente sobre sus servicios de 4G en Estados Unidos.
Neville Ray, CEO de T-Mobile, en una presentación reciente sobre sus servicios de 4G en Estados Unidos.

Desde el principio de las negociaciones, Sprint estudia los problemas legales que podrían derivarse de eventuales objeciones a la compra por parte de las autoridades antimonopolio.

En 2013, la japonesa SoftBank adquirió Sprint mientras que T-Mobile absorbió a la más pequeña MetroPCS, por lo que una mayor consolidación en el sector podría inquietar a las autoridades por la falta de suficientes competidores de entidad.

Las dos empresas han decidido dar un paso adelante en las negociaciones ante el crecimiento de sus dos principales rivales, Verizon y AT&T, cada uno con más de 100 millones de suscriptores.

Verizon es el principal operador del sector, seguido por AT&T, que acordó recientemente la adquisición de DirecTV por 49.000 millones de euros.

Etiquetado como: