Molinos de Costa Rica dice que revisa costos relacionados con el valor de la harina

Por: Marvin Barquero 13 septiembre
Las empresas que usan la harina como principal materia prima están alertas ante el movimiento del mercado de trigo y prevén ajustes de precios, pese a diluir parte de los costos. Aquí, el centro de producción de Musmanni en La Uruca, el más grande del país.
Las empresas que usan la harina como principal materia prima están alertas ante el movimiento del mercado de trigo y prevén ajustes de precios, pese a diluir parte de los costos. Aquí, el centro de producción de Musmanni en La Uruca, el más grande del país.

San José.

El precio internacional del trigo en sus tres presentaciones, para galletas, pastas y pan, se comporta al alza desde mayo pasado, lo cual tiene en alerta a la industria de la harina y a los usuarios de esta materia prima que fabrican los productos finales, pues se podría dar un incremento de los valores locales en Costa Rica.

De acuerdo con información recopilada por el Sistema de Inteligencia de Mercados (SIM) del Consejo Nacional de Producción (CNP), el precio promedio del trigo tipo "Spring", utilizado para panificación, se incrementó en un 37% entre mayo y julio anterior.

El valor por tonelada de esa presentación pasó de $230,73 en mayo a $315,99 en julio, de acuerdos con los datos publicados en la página web del CNP.

También se presentaron aumentos desde $149,08 a $188,18 por tonelada, en ese trimestre, para la presentación del trigo para galletas, lo cual es un incremento del 26%. Por su parte, el grano adecuado para la fabricación de pastas se elevó en un 29% en ese mismo lapso.

Aumento desde mayo.
Aumento desde mayo.

Rafael Carrillo, vocero de la empresa Molinos de Costa Rica, fabricante de harina, reconoció que el incremento de las cotizaciones internacionales afectó uno de los cargamentos o embarques adquiridos por la compañía, pero dijo que todavía no se ha decidido un incremento en el valor de los productos que distribuye en Costa Rica.

El trigo de panificación (trigo duro de primavera) sufrió un incremento fuerte en los tres mercados de granos de los Estados Unidos: Mineápolis, Chicago y Kansas, que osciló entre 20% y 36%, y que afectó parcialmente un embarque de Molinos de Costa Rica, señaló Carrillo.

"Actualmente se está evaluando la situación de los inventarios del precio del trigo y también del tipo de cambio, pero no se ha tomado una decisión", detalló el representante empresarial.

Las empresas usuarias de la harina como materia prima están a la expectativa de la situación y analizan medidas internas para minimizar algún eventual ajuste en el valor de ese insumo.

Tales son los casos de la Compañía de Galletas Pozuelo DCR, S.A. y Florida Ice and Farm en su división de minisúperes, con la marca Musmanni.

Modelo de negociación

El gerente general de Compañía de Galletas Pozuelo, Juan Felipe Macía, recordó que la harina de trigo es la principal materia prima y, por ende, cualquier variación en su precio afectaría significativamente los costos de los productos finales, tanto positiva como negativamente.

"Es claro que los precios de este insumo fluctúan diariamente y se ven afectados tanto por variables climatológicas, como por comportamientos de los mercados financieros y, para el caso nuestro, por variación en la tasa de cambio, al ser un insumo que se compra en dólares", detalló Macía.

"Debido a esto y a su importancia en nuestra matriz de costos –agregó– es que contamos con un modelo de negociación y coberturas en el corto y mediano plazo, que nos permite aplanar estas variaciones y asegurar un costo mucho más estable. Para el 2017 no hemos tenido variaciones significativas frente al año anterior".

El gerente agregó que cuenta con un plan de productividad al interior de la compañía, el cual permite absorber internamente estos cambios y minimizar cualquier traslado de estos costos al consumidor final.

No descartó, empero, que si se presenta una variación muy fuerte en las cotizaciones del trigo, así como cambios importantes en el valor del dólar, la compañía sí podría trasladar parte de esa variación a su precio de venta final, tratando siempre de cubrir la mayor parte con mejoras internas y coberturas de otros materiales y rubros que componen el costo del producto.

Gisela Sánchez, Directora de Relaciones Corporativas de Florida, reconoció que sí existiría un impacto, el cual estaría condicionado al tipo de producto por la cantidad de harina que contenga su receta. "Siendo la harina una de nuestras principales materias primas sería un impacto relevante", señaló.

"Durante varios años –añadió– hemos diluido otros costos que han aumentado como son algunos servicios públicos y otros insumos que utilizamos para el producto final". Recordó que el precio del producto principal de la empresa, el melcochón, no se ajusta desde el 2014 y que desde entonces solo se hicieron variaciones pequeñas en otras presentaciones.