Por: Marvin Barquero 4 noviembre, 2015

Los importadores chocaron con el Gobierno y la Liga Agrícola Industrial de la Caña de Azúcar (Laica) por una modificación al reglamento de fortificación del azúcar que el Ministerio de Salud envió la semana pasada a consulta de las partes.

El cambio pretende que esa práctica, consistente en añadir vitamina A al producto, se realice en el país de origen.

La iniciativa se da mientras la Oficina de Defensa Comercial del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) analiza un proceso contra la importación de azúcar por supuesto comercio desleal.

La nueva normativa obligaría a que el azúcar para consumo directo y no para industria venga fortificado de Brasil, país desde el cual está importando la empresa La Maquila Lama.

Al azúcar se le añade vitamina A, una práctica que se realiza en las plantas nacionales. | ARCHIVO
Al azúcar se le añade vitamina A, una práctica que se realiza en las plantas nacionales. | ARCHIVO

El gerente general de esa compañía, Juan Carlos Sandoval, afirmó que se descartó la posibilidad de que esa fortificación se haga en Costa Rica, pese a que todas las compañías tienen la tecnología y maquinaria para hacerlo aquí, como se usa en este momento.

Eso se convierte, señaló, en una barrera contra el comercio y las importaciones de cualquier país y no solo de Brasil.

Además, eleva el precio del producto importado entre 15% y 20%, pues el país exportador debe poner en marcha la tecnología para añadir la vitamina.

Sandoval cree que la norma propuesta va más allá porque establece que para importar el producto para uso industrial se debe demostrar la existencia del cliente ante las autoridades.

Laica, por su parte, afirmó que la propuesta está muy bien sustentada y resulta conforme con la normativa del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) y la legislación interna. Agregó que el Ministerio de Salud tiene potestades para tomar ese tipo de medidas.