4 junio, 2014

El proyecto que pretende que una o varias empresas generen energía a partir de residuos, sigue entrabado en discusiones sobre el modelo tarifario.

Desde junio del 2012, la Federación Metropolitana de Municipalidades (Femetrom) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) firmaron un convenio para la producción de energía eléctrica a partir de residuos sólidos, por un plazo de 20 años.

En el documento, Femetrom se comprometió a gestionar con las municipalidades la entrega de sus desechos sólidos por 25 años para una nueva planta de generación, que sería operada por un ente privado aún no definido. El ICE, por su parte, está obligado por ley a comprar la energía eléctrica.

Geocycle, subsidiaria de Holcim y ubicada en Cartago, clasifica los residuos, los quema en el horno cementero y los aprovecha para generar energía de autoconsumo. El proyecto ICE-Femetrom más bien vendería esa energía a la red nacional y podría usar otras tecnologías. | PABLO MONTIEL
Geocycle, subsidiaria de Holcim y ubicada en Cartago, clasifica los residuos, los quema en el horno cementero y los aprovecha para generar energía de autoconsumo. El proyecto ICE-Femetrom más bien vendería esa energía a la red nacional y podría usar otras tecnologías. | PABLO MONTIEL

La iniciativa representa una opción más para valorar los residuos y una alternativa ante los saturados rellenos sanitarios.

Sin embargo, dos años después todavía no se ha definido bajo cuál metodología se establecerá la tarifa con la que el ICE comprará esa energía generada.

Además, todavía no están comprometidas las 1.000 toneladas de residuos que se necesitan como mínimo para la instalación de la planta, informó Juan Antonio Vargas, director ejecutivo de Femetrom.

El acuerdo indica que tienen tres años de plazo a partir de la firma para iniciar el proyecto, o el acuerdo pierde validez.

Pese a los atrasos, Vargas confía en que ambos asuntos pendientes se definan este año.

A diferencia de la planta de Geocycle, que quema los desechos con el fin de producir energía para autoconsumo, el plan con este proyecto es venderle al ICE.

La tecnología también puede variar. Mientras Geocycle quema los residuos, el operador privado puede optar por otro tratamiento.

En ambos casos, la meta es promover esta solución como el último eslabón de la cadena y no como primera alternativa.

Generador. La empresa privada no se seleccionará por licitación, sino mediante un concurso de elegibilidad que realizará el ICE.

Para ello, el Instituto estableció una guía con la cual tres empresas ya obtuvieron la condición de elegible, tanto para este proyecto con Femetrom como para cualquier otro que se relacione con generación a partir de residuos sólidos.

Se trata de Wastelectric, cuya meta es generar 43.700 kW (kilovatios) mediante gasificación; Agropecuaria Setenta Cuarenta y Ocho S. A., de 1.000 kW, también mediante gasificación; y Pirolíticos del Sur S. A., con 5.000 kW mediante la tecnología de pirólisis y oxidación.

Los 43.700 kW permitirían abastecer de energía a por lo menos 100.000 hogares costarricenses.

La inversión de Wastelectric en el país asciende a $390 millones y se estima la contratación de 750 empleados en sus dos primeras fases, comentó el vocero para Costa Rica, Adrián Meza.

Se estima que la planta recibirá unas 2.200 toneladas diarias de residuos, de las cuales 1.855 se someterán a la gasificación y el resto será para reciclaje.

Etiquetado como: