29 marzo, 2016
En la Zona Libre de Colón (ZLC) operan unas 3.000 empresas y trabajan más de 23.000 personas.
En la Zona Libre de Colón (ZLC) operan unas 3.000 empresas y trabajan más de 23.000 personas.

Ciudad de Panamá, Panamá

La Junta Directiva de la Zona Libre de Colón (ZLC), la zona franca más grande del continente que lleva varios años en crisis, aprobó este martes la reducción de varios impuestos, una semana después de que el Parlamento panameño diese luz verde a una ley que incluye también algunos beneficios fiscales.

"Con las medidas que se han aprobado hoy, los empresarios (de la ZLC) se ahorrarán $27 millones", dijo el viceministro de Comercio e Industrias, Manuel Grimaldo.

La Resolución 001-16 aprobada este martes por la Junta Directiva de la zona franca incluye una reducción del 83% en las tarifas de entrada de contenedores y un descenso del 33% y del 50% en las tasas de vigilancia y de recolección de basura, respectivamente.

"Antes, meter un contenedor (lleno de mercancía) costaba $150. A partir de ahora, bajará hasta $25 dólares", explicó el viceministro.

El precio de los formularios también se redujo y se estableció una tarifa única de $15, precisó en un comunicado el ministerio de Comercio e Industrias (MICI).

La Junta Directiva, que está presidida por el ministro de Comercio e Industrias e integrada por los empresarios de la zona libre, tiene autonomía para reducir ciertas tasas sin necesidad de que sean aprobadas por el Parlamento del país, explicó Grimaldo.

Durante este marzo, la Asamblea Nacional aprobó en tercer debate dos leyes que buscan paliar la situación económica de la zona libre.

Una de ellas, la Ley 223, agiliza la estructura organizativa de la ZLC y su marco jurídico, y contempla la reducción de ciertos tipos, como el impuesto de capital que pagan los empresarios, que bajará temporalmente del 1 al 0,5%.

La otra, la Ley de Colón Puerto Libre, extiende la zona franca a las 16 calles del casco antiguo de esta ciudad caribeña, que es la segunda más grande del país y una de las más deprimidas.

"Las medidas nunca son suficientes. Si más adelante tenemos que darle otro espaldarazo a los empresarios de la zona libre, como Gobierno lo vamos a evaluar", reconoció el viceministro panameño.

La ZLC, donde operan unas 3.000 empresas y trabajan más de 23.000 personas, lleva varios años en caída libre.Sus ingresos experimentaron una contracción en 2015 del 7,6%, en 2014 del 12,3% y en 2013 del 10,9%.

La crisis se debe principalmente a la situación económica que atraviesa Venezuela, los aranceles de Colombia a algunas reexportaciones, la revalorización del dólar y la desaceleración china.

Los empresarios persiguen la exoneración total de los impuestos, para que sus beneficios fiscales se igualen con los de otras zonas de administración especial, como Panamá Pacífico, a pocos kilómetros de la capital panameña.

"Otros Gobiernos han visto a la zona libre como una gallina de los huevos de oro, imponiéndole infinidad de impuestos para sacar dineros de alguna parte. No es el caso de la administración del presidente Juan Carlos Varela", admitió Grimaldo.