Estos complejos de oficinas, concentrados en Escazú, destacan por su ubicación, tecnología, arquitectura, acabados e inquilinos

 10 abril

Los únicos cinco complejos de oficinas de alta calidad o clase A+ que están asentados en la Gran Área Metropolitana, según la división realizada por la firma Colliers Internacional, gozan de buena ocupación.

Así también lo confirmaron a La Nación los desarrolladores del edificio 101 de Avenida Escazú, Plaza Roble, El Cedral, Meridiano y Plaza Tempo; todos ubicados en el cantón de Escazú.

Colliers define los oficentros clase A+ como edificios de imagen prestigiosa debido a su ubicación, inquilinos, arquitectura y acabados. Estos tienen sistemas avanzados de seguridad, telecomunicaciones, aire acondicionado, suficientes elevadores de alta velocidad y espacios para parquear –mínimo uno por cada 25 metros cuadrados (m²) alquilados–, entre otros.

Estos inmuebles también destacan por contar con facilidades (supermercados, restaurantes y bancos), recepción y servicios de información.

Los proyectos. El primero de este tipo de oficentros en ser desarrollado fue Plaza Roble, en el año 2000. Luego, en el 2008 se construyó una segunda etapa.

Ofrece 34.000 m² de área útil de oficinas y lo conforman seis edificios que acogen 60 empresas multinacionales y locales. En este momento solo tienen disponibles 500 m².

Elisa Rojas, gerente de Mercadeo de Grupo Roble, mencionó que la infraestructura consta de espacios amplios y sofisticados, además de que incorpora tecnología de punta en todas las instalaciones para generar ahorros energéticos.

Entre sus inquilinos están BAC Credomatic, Dole, Microsoft, Mercado de Valores, POP, Regus y Cisco Systems. El precio por m² es de $26.

Rojas agregó que, ante el éxito de este proyecto, pronto iniciarán la edificación del Roble Corporate Center, el cual tendrá 11.300 m² para oficinas y se ubicará entre el Hotel Real Intercontinental y Plaza Roble.

Siete años después de abrir Plaza Roble, se inauguró el edificio Meridiano, ubicado en calle Matapalo, frente a Multiplaza.

Mide 25.100 m² y está ocupado al 80% según sus desarrolladores RC Inmobiliaria, que lo vendió en su totalidad en 2007.

“Fue uno de los primeros edificios inteligentes del país, con sistema de seguridad automatizado y control de aire acondicionado inteligente. Tiene un auditorio para 250 personas y la última tecnología, entre otras características”, destacó Andrea Chaves, vocera de la firma.

Este complejo alberga a empresas como Davivienda, Biofarmaceutica Pfizer y Ernest & Young. El precio por m² va de $21 a $25, en promedio.

Dos años después inició operaciones el Centro Corporativo El Cedral, con cuatro edificios de cinco pisos cada uno.

Este espacio comprende 25.000 m² de terreno, y de esos, 20.000 m² de área alquilable.

El desarrollador de este proyecto, Portafolio Inmobiliario, también edificó en el 2014 el edificio 101 de Avenida Escazú, que tiene 33.800 m² de construcción entre dos torres de siete pisos.

Adriana Acosta, gerente de Mercadeo de la desarrolladora, indicó que los proyectos destacan, entre otros elementos, por los altos sistemas de tecnología y seguridad, las vistas de zonas cercanas como San José, y en el caso de Avenida Escazú, por estar rodeado de comercios, restaurantes y servicios.

El precio por m² para estos proyectos es de $23. Algunos de sus inquilinos son Banco Promerica, Telefónica, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Lexus, Gensler, Bacardi, Samsung y Pfizer.

Por su parte el área corporativa de Plaza Tempo (proyecto desarrollado por el Grupo Agrisal) está ocupado en un 98%.

Ricardo Augspurg, director de Agrisal Inmobiliario, indicó que este edificio está integrado por cinco niveles para oficinas de 4.200 m² de huella en cada piso, el 100% de los parqueos están bajo techo y se considera como un edificio inteligente.

Algunas de las firmas que operan en este complejo son Bayer, Citi, Kimberly Clark, Publimark, Air France y KLM. El precio por m² es de $25.