Empresarios llaman a visitar otros atractivos como la laguna de Fraijanes y la catarata La Paz

Por: Patricia Leitón 27 junio

San José

Un total de 21 negocios cercanos al volcán Poás reportaron una caída promedio diaria del 71% en sus ventas, entre mediados de abril y mediados de mayo, respecto a lo que vendían antes de que la Comisión Nacional de Emergencias cerrara el acceso a este parque nacional.

Los comercios aledaños al volcán Poás han visto reducir sus ventas a raíz del cierre del parque nacional.
Los comercios aledaños al volcán Poás han visto reducir sus ventas a raíz del cierre del parque nacional.

Así lo reportó un estudio de la Universidad Latina de Costa Rica que busca medir el impacto económico y social que ha tenido el cierre del Parque Nacional Volcán Poás, para los negocios de las zonas aledañas.

La Comisión decidió el cierre temporal del parque por el peligro que representa para sus visitantes debido a las erupciones que se registran en los últimos meses.

Este estudio nace a raíz de una investigación efectuada por Juan Aguirre, profesor de la Universidad Latina de Costa Rica, en el año 2006, luego de una serie de erupciones que obligaron a suspender este mismo destino turístico por tres semanas.

La nueva investigación se inició en la segunda semana de mayo del 2017 y el proceso de recolección y análisis de datos duró un mes, informó la Universidad por medio de un comunicado.

Para la recolección de datos, los investigadores visitaron las zonas de Fraijanes, Poás y Poasito y aplicaron encuestas en los negocios visitados. La entrevista se hizo en 21 de los 38 establecimientos totales.

"Encontramos que la planilla semanal de los negocios es, en promedio, de ¢1,9 millones, la inversión que realizan es financiada en un 48% y el servicio mensual de su deuda es de ¢363.000. Todo esto dificulta a los comercios pagar sus planillas. La mayoría de trabajadores tiene la responsabilidad económica de sus hogares, ya que los ingresos de los negocios han disminuido considerablemente, pero sus deudas se mantienen igual", explicó Sindy Chaves, directora de Investigación de la Universidad Latina de Costa Rica.

El estudio encontró, además, que estos empresarios tienen, en promedio, 46 años de edad, con familia conformada por cuatro personas, con más de 33 años de vivir en la zona y cerca de 12 años de tener los locales. En promedio, los empresarios han invertido en sus negocios y en la zona ¢57 millones.

Lionel Araya, presidente de la Cámara de Comercio de la zona de Poás, explicó que ingresó como presidente hace cuatro meses a la organización y se topó con esta situación atípica y están buscando soluciones, como publicitar otros atractivos que hay en el sector.

Explicó que al volcán Poás no se puede entrar, pero existen otros atractivos como la laguna de Fraijanes, la catarata de La Paz, hay varios tours, como el de la leche y las fresas y hay restaurantes abiertos que tienen zonas verdes y paisajes hermosos.

Para la investigadora, si el acceso al parque se inhabilita por un período de varios meses más, los flujos de efectivo de muchos de los negocios serían puestos en peligro, en especial para los establecimientos de comida y souvenirs, los cuales están, en su mayoría, impulsando procesos de cierres o de ajustes de personal.

El estudio detectó que el 16% ya no puede hacer frente a la crisis, 68% de las empresas no aguantarían un mes más en esta situación, el 11% soportarían dos meses más, y el 5% solo cuatro meses más.