Empresarios del sector justifican que este no es un ingreso del restaurante

Por: Patricia Leitón 5 febrero, 2015

El Ministerio de Hacienda evalúa excluir las propinas de la retención del 2% del impuesto sobre la renta, que se aplica cuando las personas pagan con tarjetas de crédito y débito.

Jorge Figueroa (sentado), de la Cámara de Restaurantes, compartió ayer un café con Juan Antonio Varela. | JOHN DURÁN.
Jorge Figueroa (sentado), de la Cámara de Restaurantes, compartió ayer un café con Juan Antonio Varela. | JOHN DURÁN.

La solicitud la presentó, en octubre pasado, la Cámara Costarricense de Restaurantes.

Jorge Figueroa, presidente de esos empresarios, comentó que a ellos se les considera la propina del 10% en la base de cálculo de la retención, así como la “extrapropina” que cancelan algunos clientes voluntariamente, entonces, se les retiene más que al resto de negocios.

“El 10% de propina es un tema laboral y el extra ‘tip’ es también un tema laboral y a los trabajadores hay que honrarlos y eso nos está afectando”, dijo.

El viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, informó de que la Dirección General de Tributación analiza el tema.

El Ministerio de Hacienda excluyó de la retención, el 20 de enero pasado, a las agencias de viajes y operadores de turismo porque laboran por comisiones y no se les puede aplicar la medida sobre la totalidad de las ventas. También libró de la disposición al transporte público.

¿Cómo funciona? Banqueros y empresarios consultados informaron de que la retención se aplica sin problemas; sin embargo, tienen preocupaciones.

Luis Diego Montero, gerente de Tarjetas del Banco de Costa Rica, detalló que la retención se inició, normalmente, el 19 de enero y funciona adecuadamente.

“Al pasar del sistema anterior, de pago mediante adelantos trimestrales del impuesto de renta, al nuevo sistema de retención diaria, se disminuye el flujo de caja diario y la flexibilidad para hacerles frente a otras necesidades del negocio”, comentó el vicepresidente comercial de Automercado, Diego Alonso.

Wílliam Zamora, socio de las firmas Bijoux y BJX Mobile, opinó que la medida, en general, golpea, especialmente, a la pequeña empresa.

“Cualquier tipo de retención al comercio y, sobre todo, al pequeño empresario, es un atentado para la operación porque los márgenes con los que se trabaja en la pequeña empresa no son los de las grandes empresas”, comentó Zamora.

Adrián Vega, gerente de Hamburguesía, señaló que en enero no se han visto tan afectados en el flujo de caja, pero cree que en los meses malos, les va a afectar.

Yolanda Fernández, gerente de Asuntos Corporativos de Walmart, dijo que aún no tienen datos para emitir un criterio.

El viceministro Rodríguez explicó que Hacienda recibirá los primeros fondos de esta medida el próximo 15 de febrero.

Etiquetado como: