Ministro de Trabajo dice que no podrán cumplir la meta de desempleo de 6%

Por: Patricia Leitón 19 junio, 2013
El presidente del Banco Central, Rodrigo Bolaños, señaló ayer en la conferencia de prensa que en la revisión del programa macroeconómico (que contiene las metas y medidas del Banco Central) determinarán si hay medidas que estén a su alcance para ayudar a la economía. | JORGE ARCE
El presidente del Banco Central, Rodrigo Bolaños, señaló ayer en la conferencia de prensa que en la revisión del programa macroeconómico (que contiene las metas y medidas del Banco Central) determinarán si hay medidas que estén a su alcance para ayudar a la economía. | JORGE ARCE

El crecimiento económico menor al previsto que anunció ayer el Banco Central amenaza el empleo, y los ingresos de los hogares, empresas y del mismo Gobierno.

Así lo prevén varios especialistas y el Ministro de Trabajo.

Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central anunció ayer que este año el incremento en la producción del país será menor al 4% anunciado en enero pasado, pero será hasta finales de julio cuando publiquen las cifras.

El ajuste se da luego de que el Banco Central publicó el lunes una corrección en los datos del índice mensual de la actividad económica que deja ver una desaceleración en la economía.

A finales de julio el Banco Central publicará las nuevas estimaciones

En abril, según dicho indicador, la actividad económica aumentó 1,89% respecto al mismo mes del año anterior y no un 3,08% como se había anunciado.

Diferentes organismos internacionales proyectan el crecimiento de Costa Rica, entre 3,50% y 4,20%.

Preocupación. El ministro de Trabajo, Olman Segura, señaló ayer de que no podrán alcanzar la meta de desempleo de 6% este año que se habían planteado al inicio de la Administración. Añadió que la preocupación por el desempleo es global y en el caso de Costa Rica un crecimiento menor del índice mensual de la actividad económica afectará el empleo.

En Costa Rica el desempleo alcanzó un 9,8% en el cuarto trimestre del 2012, según la Encuesta Continua de Empleo, y un 7,8% según la Encuesta Nacional de Hogares de julio del 2012.

Para Jaime Molina, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), el recorte en la previsión de crecimiento no es sorpresa pues los indicadores de percepción y confianza empresarial alertaron sobre una desaceleración de la economía.

Por ello, insistió en avanzar en las metodologías tarifarias de bienes regulados, en electricidad, simplificación de trámites, y en financiamiento.

“Todos son aspectos que afectan los costos de las familias y con ello su capacidad de consumo; así como a las empresas y su competitividad y generación de empleo”, dijo el representante del sector.

En financiamiento, el Central impuso límites al crecimiento del crédito.

El economista y exministro de Planificación, Helio Fallas, consideró que los efectos más importantes del menor crecimiento serían en la generación de fuentes de empleo y en las finanzas de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Para Fallas se generaría, en mayor medida, empleos sin seguro social, de bajas remuneraciones, y habría más subempleo; si no se genera empleo formal eso afecta las cotizaciones a los seguros de salud y pensiones de la Caja Costarricense del Seguro Social.

Jorge Vargas, director a.i. del programa Estado de la Nación, opinó que si la desaceleración es gradual, puede ser absorbida sin consecuencias agregadas muy significativas sobre el empleo o el ingreso de la mayoría de los hogares. Sin embargo, si se llega al promedio previsto por una caída abrupta hacia el final del año, sí puede haber problemas.

Etiquetado como: