Adquiere 81 aviones y contrata a 3.000 empleados de la aerolínea berlinesa en quiebra

 12 octubre
Los últimos vuelos Air Berlin, ya muy reducidos, se interrumpirán definitivamente el 28 de octubre.
Los últimos vuelos Air Berlin, ya muy reducidos, se interrumpirán definitivamente el 28 de octubre.

Berlín

La aerolínea alemana Lufthansa anunció este jueves que se quedará con más de la mitad de los aviones y un tercio del personal de Air Berlin, su competidor en quiebra, con lo que consolidará su posición dominante en el mercado de ese país.

Air Berlin, después de tres semanas de negociaciones y de desechar una larga lista de pretendientes, había fijado este jueves como fecha límite para repartir sus actividades entre los dos elegidos, Lufthansa y la británica Easyjet.

Easyjet no ha desvelado sus intenciones, mientras que Air Berlin asegura que sigue negociando con esa aerolínea, interesada en la compra de una treintena de aviones.

El director general de Lufthansa, Carsten Spohr, se refirió a un "gran día" al anunciar la compra de 81 aviones de los 144 de la flota de Air Berlin y la contratación de 3.000 de los 8.500 empleados de la compañía berlinesa.

Se desconoce la cantidad ofrecida por Lufthansa, pero la prensa alemana mencionó un plan de inversiones total de 1.500 millones de euros para la operación, muy criticada fuera del país.

Lufthansa es la número uno alemana con el 34% del mercado, mientras que Air Berlin ocupaba la segunda posición, una situación que la aerolínea irlandesa Ryanair criticó a principios de setiembre, cuando se retiró de la carrera denunciando un "golpe orquestado" para privilegiar a Lufthansa.

"Nunca hemos negado que tuvimos un año para prepararnos ante una eventual salida del mercado de Air Berlin, como todos nuestros competidores, que tenían acceso libremente al acceso financiero" (de Air Berlin), recalcó el jueves el director de Lufthansa, en el diario económico Handelsblatt.

En términos de aviones y de horarios de despegues y aterrizajes en los aeropuertos alemanes, Spohr admitió que se encontraba en el límite "de lo que podrán aceptar las autoridades de la competencia".

Pero su grupo ya se ha asegurado una fuerte influencia en los precios de los billetes de avión alemanes, pues la mayor parte de los comparadores de precios propondrán a los clientes, para los vuelos locales, que elijan entre Lufthansa y su filial de bajo coste, Eurowings.

En la industria, hace años que los precios no dejan de bajar y ahora son tan bajos que las compañías aéreas lo tienen "difícil para sobrevivir", comentó Spohr al Handelsblatt.

Más vuelos de larga distancia

La semana pasada, Lufthansa anunció que aumentará o reforzará sus líneas de largo recorrido, un sector hasta la fecha ocupado, principalmente, por Air Berlin para vuelos con destino a Norteamérica y América Central, especialmente.

Los últimos vuelos Air Berlin, ya muy reducidos, se interrumpirán definitivamente el 28 de octubre, advirtió la compañía.

Las austriacas Niki y LGW, filiales de Air Berlin, no afectadas por el procedimiento de insolvencia, podrán seguir operando.

El periodo de transición y de reorganización de vuelos con código "AB" hacia los codificados como "LH" debería tomar entre seis y nueve meses, consideró Lufthansa, y cabrá prever algunas perturbaciones, principalmente para los pasajeros con billetes Air Berlin, para los próximos meses.

Las reservas efectuadas más tarde del 15 de agosto podrán ser reembolsadas, pero alrededor de 100.000 clientes que compraron billetes para vuelos de largo recorrido no serán reembolsados o lo serán muy pocos, avisó Air Berlin.

Tras dos meses de agobiante espera, el destino de los 8.500 empleados de Air Berlin sigue siendo incierto.

El 25 de setiembre, el director de la aerolínea, Thomas Winkelmann, aseguró que estaba luchando para "ofrecer buenas perspectivas al 80%" de la plantilla.

Los pilotos de Air Berlin, que habían manifestado su preocupación en setiembre con una oleada coordinada de bajas por enfermedad, se beneficiarán de un procedimiento de contratación en Lufthansa y también podrán presentar su candidatura en Ryanair, de donde muchos pilotos se fueron últimamente.

Para el resto, personal comercial, de mantenimiento o auxiliares de vuelo, se organizarán varias ferias de trabajo en los locales de Air Berlin esta semana, en colaboración con agencias de empleo, colectividades locales y multinacionales alemanas.

Etiquetado como: