Por: Marvin Barquero 20 junio, 2014

¿Qué falta para estimular la llegada de empresas a zonas de menor desarrollo?

Bien se sabe que la atracción de inversión debe tener otros incentivos: telecomunicaciones, recursos humanos y, después, políticas que coadyuven a la mejora regulatoria. Esta política ha nacido muy al amparo de las entidades del Gobierno Central. Cuando se hace este cambio a zonas de menor desarrollo lo que se busca es, justamente, que haya desarrollo bajo este modelo de zonas francas, desde una perspectiva regional y casi cantonal.

¿Qué se debe hacer a escala local para tener éxito?

Hacen falta políticas de atracción desde lo local, alineadas con las nacionales, en estos mismos temas. Ahí es donde las municipalidades tienen que transformar el papel que han venido jugando de manera tradicional, de prestadores de servicios y volverse en agencias de desarrollo local, donde puedan complementar con políticas locales, las nacionales. Desde la Unión (Nacional de Gobiernos Locales) nuestra tarea es impulsarlo, pero las municipalidades deben entrar en esta nueva visión.

¿Cuáles son algunos de esos programas?

Deben meterse, por ejemplo, en el tema de fortalecimiento del recurso humano local, en coordinación con el INA (Instituto Nacional de Aprendizaje) y el Ministerio de Educación, con colegios técnicos; vincularse con el MEIC (Ministerio de Economía, Industria y Comercio) para el desarrollo de proveedores locales, porque, si no, la inversión que venga, no tendría arraigo local y tampoco los esquemas de incentivos fiscales van a ser suficientes.