Primer establecimiento se ubica en Escazú Village, en Trejos Montealegre

 8 marzo
La nueva heladería de Dos Pinos abrió sus puertas en el centro comercial Escazú Village.
La nueva heladería de Dos Pinos abrió sus puertas en el centro comercial Escazú Village.

La cooperativa Dos Pinos anunció este miércoles 8 de marzo la apertura de su nueva marca La Estación, con la cual incursiona en el negocio de heladerías en Costa Rica.

El primer local está ubicado en el centro comercial Escazú Village, en Trejos Montealegre, un espacio de 93 metros cuadrados que requirió de una inversión que está por encima de los $150.000.

El establecimiento fue elegido por el conglomerado por contar con una oferta comercial que atrae a su público meta –los jóvenes–, con una mezcla de entretenimiento y la presencia de desarrollos de vivienda aledaños.

Luis Rojas, encargado del proyecto, explicó que La Estación es un proyecto que tiene un plan de desarrollo muy fuerte a largo plazo.

La nueva heladería también ofrece los productos de la marca Gallito, la cual fue adquirida por Dos Pinos el año pasado.
La nueva heladería también ofrece los productos de la marca Gallito, la cual fue adquirida por Dos Pinos el año pasado.

Por ahora, se anunció la apertura de un nuevo local en la zona de Curridabat, en un centro comercial que se denominará Ciudad del Este.

Rojas añadió que esta apuesta sale de los pilares estratégicos de Dos Pinos, en la búsqueda de un contacto más cercano con los jóvenes.

La diferencia entre los productos que ofrecerá Dos Pinos en La Estación y los helados que se encuentran en supermercados, se basa en una presentación diferente.

Así, los helados Krunchy, la Chocoleta y la Cremoleta están incluidos en el menú pero incorporados en recetas de batidos o presentaciones que no se pueden encontrar en los negocios de venta al detalle.

El rango de precios del menú se inicia en ¢1.100 en productos muy clásicos como conos y canastas de helado, y llega hasta los ¢2.800 en una oferta más diversificada.

La adquisición de las operaciones de Gallito, en octubre de 2016, abrió las puertas para aprovechar los chocolates y confites de la marca, que por ahora se pueden utilizar como toppings en la nueva heladería.

El rango de precios del menú se inicia en ¢1.100 en productos muy clásicos como conos y canastas de helado, y llega hasta los ¢2.800 en una oferta más diversificada.

Gallito se convierte en un producto muy icónico para poder hacer combinaciones distintas, y que quedan a la creatividad de los clientes. Toda la línea de productos Gallito está disponible como opciones de toppings, explicó Rojas.

Asimismo, la fuerte inversión en el local también está explicada por los factores tecnológicos. Por ejemplo, los pedidos en línea para retirar en el local serán posibles mediante una aplicación móvil. También, el cliente podrá autoatenderse en una plataforma instalada en la tienda.

Conglomerado en crecimiento.

La nueva apuesta de negocios se une a una serie de inversiones importantes que ha realizado Dos Pinos en el último año.

En octubre de 2016, la Cooperativa de Productores de Leche, conocida por su marca Dos Pinos, adquirió las operaciones de Gallito. Con este paso avanzó hacia su consolidación como conglomerado en el sector de alimentos.

Poco antes, en setiembre de ese año, la empresa adquirió la planta de fabricación de refrescos carbonatados de Bebidas Mixtas de Centroamérica (Bemix), ubicada en Belén de Heredia.

La empresa también está presente en Panamá, donde adquirió la planta de lácteos y jugos Nevada, y en Nicaragua, mediante la industria de La Completa, en Chontales.

Dos Pinos es líder en venta de helados al por menor en Costa Rica, según datos de la firma Euromonitor, que al 2016 ubica al consumo per cápita en 2,8 litros, con una expectativa de crecimiento hacia el 2021 (3,1 litros).