Empresa sigue en Costa Rica con las áreas de Ingeniería y Diseño y Servicios

Por: Alberto Barrantes C. 5 abril, 2014
La planta de Intel, en el cantón de Belén, continuará en funcionamiento, solo que con 1.500 empleados menos del sector de manufactura. En Costa Rica, se quedarán los departamentos de Ingeniería y Diseño, que inclusive sumará 200 nuevas plazas, y el Área de Servicios Globales. | ARCHIVO/JOSÉ RIVERA
La planta de Intel, en el cantón de Belén, continuará en funcionamiento, solo que con 1.500 empleados menos del sector de manufactura. En Costa Rica, se quedarán los departamentos de Ingeniería y Diseño, que inclusive sumará 200 nuevas plazas, y el Área de Servicios Globales. | ARCHIVO/JOSÉ RIVERA

El crecimiento mundial de las tecnologías móviles, como celulares y tabletas, le gana la batalla económica y de liderazgo a la compañía Intel, que se ha dedicado a la fabricación exclusiva de componentes para computadoras.

El escenario obliga a que la empresa replantee su estructura en Costa Rica y el mundo. Inclusive, el CEO de la empresa, Brian Krzanich, manifestó, en enero, que los resultados financieros han obligado a reducir la planilla.

Fuentes bien informadas conversaron con La Nación y dicen que Intel mantendrá su planta en el cantón de Belén, pero con 1.500 empleados menos, que pertenecen al Área de Manufactura.

El ensamble de microchips se trasladará a Asia, de forma paulatina, durante este año.

En Costa Rica, se quedarán los departamentos de Ingeniería y Diseño, con 1.200 puestos, que sumarán 200 nuevas plazas, así como el Área de Servicios Globales.

La decisión respondería a la reestructuración global para mejorar la competitividad de la empresa y no a especulaciones como el precio de la factura eléctrica del país ni a razones políticas por el cambio de gobierno.

Karla Blanco, directora de Asuntos Corporativos de Intel para Centroamérica y el Caribe, dijo que no se referirán al tema. “La Corporación Intel se ha caracterizado por su transparencia y apertura con la prensa. No vamos a referirnos a supuestos, y en el momento que tengamos algo que comunicar, así lo haremos”.

Para la ministra de Comercio Exterior, Anabelle González, los cambios en la estructura de Intel debe informarlos esa compañía.

“Hemos estado abocados a mantener una comunicación abierta y fluida con Intel, para comprender la situación global de la empresa y lo que pudiera ser su impacto en el país, pero son ellos los que deben referirse a cualquier tipo de cambio”, dijo la ministra.

Cambio global. Los resultados económicos del 2013 estuvieron por debajo de las expectativas de Intel. En marzo del 2014, se cerró el Centro de Investigación y Desarrollo, en Barcelona, España.

Los informes financieros de la compañía reflejan que la utilidad operativa total cayó un 21,2% desde el 2010 y y un 29,7% en el 2011.

Desde setiembre del 2013 a marzo del 2014, los despidos se han hecho sentir en Estados Unidos (Oregon, Massachusetts, Arizona) y en Malasia. En esos cuatro lugares, los recortes de plazas suman 1.800.

Esta no sería la primera vez que Intel implemente un programa de reestructuración. En el periodo 2006-2009 hubo cambios que significaron $2.012 millones.

En ese entonces, se cerraron dos plantas de ensamble y prueba en Malasia, una en Filipinas y otra en China, así como el cese de fabricación de materiales en Oregón y California, Estados Unidos.

Para la reestructuración de ese cuatrienio, los despidos masivos llegaron a 9.900 empleados.

Intel está clasificada en el sector denominado Eléctrica y Electrónica y las exportaciones representaron un 28% del total, el último año, según datos de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer).

El presidente de la Junta Directiva de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), José Rossi, comentó que tiene conocimiento de que la empresa hará anuncios sobre el tema, pero prefirió no emitir criterio.

“Mantenemos una comunicación constante e Intel da el mensaje claro de que está en un proceso de reestructuración, con miras a recuperar su liderazgo Se harán algunos anuncios, que tendrán implicaciones, pero estamos a la espera de que la empresa haga oficial esas comunicaciones”, expresó Rossi.