Aseguradora pidió reducción de entre 1% y 2% por cambio en cálculo para atender siniestros

Por: Óscar Rodríguez 16 mayo
El INS solicitó dos ajustes en el seguro de riesgos del trabajo que permitirían un tercera rebaja tarifaria en los último dos tres años. El agro tiene actualmente una tarifa anual de 4,61% sobre la planilla anual de la empresa asegurada. Yessenia Aguilar (izquierda) y Marcela Orozco realizan trasplantes en Llano Grande de Cartago.
El INS solicitó dos ajustes en el seguro de riesgos del trabajo que permitirían un tercera rebaja tarifaria en los último dos tres años. El agro tiene actualmente una tarifa anual de 4,61% sobre la planilla anual de la empresa asegurada. Yessenia Aguilar (izquierda) y Marcela Orozco realizan trasplantes en Llano Grande de Cartago.

San José.

El Instituto Nacional de Seguros (INS) solicitó dos rebajas tarifarias en el seguro obligatorio de riesgos del trabajo.

La empresa estatal pidió a la Superintendencia General de Seguros (Sugese) un cambio en la fórmula para calcular la prima de la póliza que significará una reducción tarifaria de entre 1% y 2%, confirmó Elian Villegas, presidente ejecutivo del INS.

Adicionalmente, se gestionó la eliminación de la tarifa piso a todas las actividades económicas que cubre esta póliza para poder aplicar un descuento de hasta el 10% a las empresas que reduzcan la siniestralidad,es decir, la frecuencia con la cual se producen los accidentes laborales.

En todas las actividades económicas hay una tarifa máxima y una mínima que se define según la siniestralidad del trabajo que se realiza. Actualmente, la tarifa más alta es del 8% y la más baja del 0,37%.

De aprobarse el ajuste sería la tercera reducción avalada en los últimos tres años. En el 2015 se aplicó una disminución general del 6% y para el 2016 fue del 7% en promedio.

"La aplicación de todos los ajustes (incluida el nuevo pedido) significan para los patronos una reducción en las primas a pagar superior a los ¢22.500 millones en el periodo 2015-2017", confirmó el jerarca de la aseguradora.

Sugese confirmó que recibieron, este lunes 15 de mayo, la solicitud de ajuste tarifario. La entidad tendrá hasta dos meses para resolver la petición.

El seguro de riesgos del trabajo es una póliza en la cual todo patrono, empresa o persona física debe asegurar a sus empleados contra accidentes. El precio se define con la siniestralidad de cada actividad económica y el porcentaje se aplica a la planilla de cada empresa.

El año pasado se registraron 121.500 accidentes laborales en Costa Rica lo que significó un incremento del 5% comparado con el 2015, según datos del INS.

La aseguradora pública elevó, en el 2016, el índice de aseguramiento de trabajadores al 91% de los 1,5 millones asalariados registrados por la Caja Costarricense de Seguro Social el año pasado. En el 2015, fue el 83% del total de trabajadores.

Razones.

La baja solicitada de entre 1% y 2% se fundamenta en que el INS pidió usar el 75% de la recaudación del seguro para la atención directa de los riesgos laborales, en vez del 70% actual.

Róger Arias, subjefe de la Dirección de Seguros Solidarios del INS, explicó que dicho cambio permite aplicar una reducción general a todos los patronos, una vez se renueven las pólizas. Hoy hay 94.000 suscritas.

En el caso del cambio en la tarifa piso, el presidente del INS detalló que la disminución se aplicará a las empresas que tengan un control adecuado de los accidentes laborales y ya estén en la tarifa mínima.

"Por ejemplo, si una compañía tiene una tarifa del 3% y su manejo de la siniestralidad es bueno, se podrá reducir la tarifa a un 2,70% como incentivo económico", afirmó Villegas.

Las empresas con una tarifa alta por su siniestralidad podrán optar por el beneficio cuando mejoren la administración del riesgo, según el funcionario.

En el 2016, el pago de los accidentes laborales ascendió a ¢104.794 millones, es decir, una disminución del 4% frente a los ¢109.107 millones del 2015, según el INS.

De hecho, el costo promedio de caso atendido se redujo, para el mismo periodo, a ¢862.275 desde ¢942.061.

El control en los costos de atención, por la ampliacíon de la red hospitalaria del INS, favorecieron la baja.