Negocios jóvenes ofrecen ideas más frescas y son más afines a la tecnología

 23 mayo, 2015

Las pequeñas y medianas empresas con más tiempo de estar en el mercado, son las menos innovadoras, generan pocos empleos por sí solas y la mayoría no exporta sus productos.

En contraposición, los nuevos emprendimientos muestran mejores aptitudes para generar ideas frescas con el afán de destacar ante la competencia, además, ahora con apoyo de las incubadoras de negocios.

Esta es una de las conclusiones del Reporte nacional 2014: la situación del emprendimiento en Costa Rica, elaborado con la metodología del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), presentado este viernes 22 de mayo.

Es la tercera ocasión en la que se presenta este informe; la primera fue en el 2010 y luego, dos años después. Su metodología se basa en una entrevista a 2.000 personas entre 18 y 64 años de edad.

Hallazgos. Mientras las pymes más maduras quedan rezagadas con productos o servicios poco innovadores, los nuevos negocios suman propuestas mucho más frescas para los consumidores.

El 17,3% de los emprendedores con más experiencia consideran que los productos o servicios que ofrecen son novedosos para su clientela, cifra que bajó en relación con el 30,8% del 2012.

Caso contrario es el de los emprendedores novatos. Según el estudio, el 20,6% de ellos contaba en el 2014 con nuevos productos para sus clientes: 8,3% más que hace dos años.

El mayor deterioro de la innovación se presenta en las pymes maduras, aquellas que han pagado salarios por más de tres años.

“Los resultados son una llamada de atención, hay que agregar valor a estos negocios”, dijo Marcelo Lebendiker, coordinador del reporte GEM y presidente de la incubadora Parque Tec.

El 80% de las ideas emprendedoras muere en los primeros tres años de vida, explicó Marcelo Lebendiker, coordinador del GEM. | MAYELA LÓPEZ
El 80% de las ideas emprendedoras muere en los primeros tres años de vida, explicó Marcelo Lebendiker, coordinador del GEM. | MAYELA LÓPEZ

Otros factores también crean brechas. Por ejemplo, 90% de las empresas más establecidas reconocen que utilizan tecnología ya superada, mientras que, más del 20% de los que apenas inician su emprendimiento, usan tecnologías con menos de cinco años de antigüedad (6,5% en el 2012).

En general, el 85% de los encuestados manifestó que emplea como máximo a cinco personas y, el 90% de casos, no exporta.

Para Rafael Herrera, coordinador de la Cátedra de Innovación y de Desarrollo Empresarial de la Universidad de Costa Rica (UCR), el acompañamiento marca la diferencia y el apoyo financiero es el principal obstáculo.

Una de las variables que analiza el GEM es la Actividad Emprendedora en Etapas Iniciales o TEA (por sus siglas en inglés). En el 2014, el 11,3% de la población adulta estaba desarrollando nuevas empresas; ese dato cayó 3,7 puntos respecto al 2012.