4 mayo, 2016

San José

La Cámara de Industrias de Costa Rica y la Cámara de la Industria Alimentaria (Cacia) manifestaron su preocupación por el cierre de la planta manufacturera de Mondelēz, que produce en nuestro país bebidas en polvo y los dulces Gallito, e hicieron un llamado de atención por la pérdida de competitividad del país en este campo.

José Manuel Hernando, presidente de Cacia, dijo que la salida de Mondelēz le exige a los líderes políticos y a las autoridades encargadas de la producción, una reflexión profunda. Aquí con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.
José Manuel Hernando, presidente de Cacia, dijo que la salida de Mondelēz le exige a los líderes políticos y a las autoridades encargadas de la producción, una reflexión profunda. Aquí con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

La empresa multinacional anunció hoy que cerrará su planta de manufactura en Costa Rica, lo cual implica el despido de unos 300 trabajadores.

"El cese de 300 puestos de trabajo no es una buena noticia. Para los empresarios de alimentos agremiados a CACIA la pregunta de fondo es: ¿cuáles son las fortalezas que presentan los países y las plantas de producción establecidas fuera del país, que está sacando la producción nacional hacia otros países?", externó Cacia en un comunicado.

"Para CACIA la respuesta obvia es: sería un error desconocer que muchas respuestas se encuentran en la pérdida de competitividad que el país sistemáticamente ha venido presentando durante los últimos años, y la incapacidad de los anteriores gobiernos y el actual de reaccionar con una política de estado vigorosa en materia de fomento a la producción, la competitividad y el clima de negocios", añadió.

José Manuel Hernando, presidente de CACIA, opinó que la salida de una planta tan importante y tradicional es una noticia que le exige a los líderes políticos y a las autoridades encargadas de la producción, una reflexión profunda sobre las condiciones que el país ha perdido sistemáticamente durante los últimos años y que facilitan decisiones como estas.

Por su parte, Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias, dijo que lamentan la pérdida de empleos y que no se puede negar que el país tiene rezagos en competitividad que de alguna manera hay que compensar, como por ejemplo con innovación.

"La empresa nos ha comunicado sobre el cierre de la operación de manufactura en el país y el traslado de la misma a una planta de mayor tecnología y escala en otro lado. Lamentamos mucho la pérfida de los empleos que ahí existían", señaló Gamboa.