Llantas, medicamentos, algunos plásticos y follajes están entre los sectores beneficiados

Por: Marvin Barquero 19 julio, 2016

San José.

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Costa Rica y Colombia entrará en vigencia este 1.° de agosto, con lo cual se abren expectativas de mayores exportaciones para algunos sectores industriales, aparte de que ese acuerdo es un requisito para un eventual proceso de adhesión de Costa Rica al grupo de países de la Alianza del Pacífico (AP).

Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) recordó que ese gremio apoyó los términos en los cuales se negoció ese TLC, pues el principal comercio de los dos países, en ambas vías, es del sector industrial.

En tanto, el ministro de Comercio Exterior (Comex), Alexánder Mora, recordó que el tamaño del mercado de Colombia es igual al de toda Centroamérica junta, lo cual abre grandes expectativas en aquel país, pese a que solo el 70% de las partidas arancelarias o productos entrarán en libre comercio inmediato, cuando se ponga en vigencia el pacto.

Empresas de llantas (como Bridgestone), de medicamentos, de algunos plásticos, de pan congelado, de galletas, de bebidas alcohólicas saborizadas y de pilas podrán exportar de inmediato sin araceles a Colombia.
Empresas de llantas (como Bridgestone), de medicamentos, de algunos plásticos, de pan congelado, de galletas, de bebidas alcohólicas saborizadas y de pilas podrán exportar de inmediato sin araceles a Colombia.

Medicamentos, llantas, follajes, algunos plásticos, pan congelado, galletas, bebidas alcohólicas saborizadas y pilas, están entre los bienes que quedarán sin impuestos de inmediato. En estos sectores se centran las mayores expectativas.

Otro 26% de los productos llegará a quedar libre de aranceles en plazos de tres años, cinco años, 10 años y 15 años. El restante 4% del comercio quedó excluido del tratado y consiste, especialmente, de productos agropecuarios.

En el capítulo de productos excluidos quedaron, entre otros, aceites, algunos lácteos, algunas carnes, cerveza, barquillos, chicles, algunos productos de plástico, algunos productos de papel y de metalmecánica.

En vista de esa negociación, el presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria, Juan Rafael Lizano, ha repetido que la negociación también los dejó satisfechos, pues atendieron las sensibilidades del sector agropecuario.

Requisito. Por otra parte, el grupo de países de la AP, integrado por México, Colombia, Perú y Chile, tiene como requisito para que aspirantes negocien un ingreso que tengan un TLC bilateral vigente con cada uno de ellos. Costa Rica ya tiene tratados en esa situación con México, Perú y Chile, por lo que al entrar a regir el pacto con Colombia cumplirá este requisito.

Gamboa dijo que para el sector industrial también es de gran importancia la entrada en vigor el TLC con Colombia por ese aspecto relacionado con una eventual negociación de acceso a la AP. La CICR es parte de un grupo de nueve cámaras que solicita al Gobierno negociar de inmediato el ingreso a ese grupo de países.

El ministro Mora agregó que Colombia entró en una etapa de gran desarrollo, la cual será más fuerte con la firma de los acuerdos de paz. Pero también, advirtió Mora, es un mercado altamente competido, por lo cual Costa Rica debe apostar por los segmentos o nichos de mercado especializados. Adelantó que la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) ya tiene los trabajos adelantados para la apertura de una Oficina de Promoción Comercial en ese país suramericano, que trabajará en ese análisis de segmentos.

También se prepara un encuentro empresarial, con representación de los dos países, que se realizará este año en Colombia y el próximo en Costa Rica, comentó Mora.

El ministro señaló, además, que el mercado colombiano es muy regional. Esto indica que no es lo mismo vender en Bogotá que en el Caribe, lo cual también implica un reto y una oportunidad para los empresarios costarricenses.

Sin tener un TLC vigente, Colombia es por mucho el principal mercado en América del Sur para los productos costarricenses. En el 2015 representó un 27% del valor de las exportaciones a ese subcontinente, de acuerdo con las cifras de Procomer.