Acceso a crédito para comprar carro impulsa mercado, indican empresarios

Por: Óscar Rodríguez 10 febrero, 2015
Los carros nuevos fueron el 65% de los 52.000 vehículos importados en el 2014. Mientras que una década atrás eran el 40% del total de automóviles que ingresaban, según Hacienda. En la imagen, un vehículo Subaru es exhibido en la sede de Autos Subaru, en La Uruca. | LUIS NAVARRO
Los carros nuevos fueron el 65% de los 52.000 vehículos importados en el 2014. Mientras que una década atrás eran el 40% del total de automóviles que ingresaban, según Hacienda. En la imagen, un vehículo Subaru es exhibido en la sede de Autos Subaru, en La Uruca. | LUIS NAVARRO

La importación de carros nuevos reportó, el año pasado, la cifra récord de 34.000 unidades, la cantidad más alta en 10 años.

Vehículos nuevos
Vehículos nuevos

El ingreso de autos nuevos se aceleró hace cinco años, según datos del Ministerio de Hacienda.

Por el contrario, la entrada de vehículos usados tiende a caer desde el 2012, y cerró el año anterior en 18.000 unidades.

En el 2014 se importaron en total 52.344 automotores a Costa Rica, lo cual significó un incremento del 12%, frente al año previo.

El mayor arribo de carros, principalmente nuevos, tuvo un efecto positivo en la recaudación tributaria del Gobierno en el 2014.

Razones. El auge en la importación de autos nuevos se fundamenta, según empresarios consultados por La Nación , en las mayores facilidades de crédito para la compra de carro.

“Hoy en día es más barato financiar la compra de un carro nuevo que de uno usado. Los préstamos para vehículos nuevos son por un plazo de hasta siete años, mientras que en los usados es por tres años”, dijo Allan Sime, director comercial de Purdy Motor.

La mayoría de los créditos para compra de automóvil se formaliza en dólares y las tasas de interés en la moneda estadounidense se mantienen más competitivas frente al colón, resaltó Sime.

Para Kristian Federspiel, director comercial de Autos Subaru, la fabricación de carros más compactos, económicos y eficientes, así como la baja en el precio de los combustibles, motivan a los consumidores a comprar un automóvil de agencia.

Efecto en los usados. La implementación de la ley de tránsito frenó, a partir del 2012, el arribo de automóviles usados. Principalmente, al limitar el ingreso de vehículos con pérdida total o alteraciones, recalcó Lilliana Aguilar, directora ejecutiva de la Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (Aivema).

“Otras medidas estatales como la creación del historial del odómetro de los vehículos, o la consulta en línea del VIN (número del chasis) han venido a modificar el mercado automotriz de Costa Rica”, reconoció Aguilar.

José Carballo, presidente de la Cámara Costarricense Automotriz – organización que aglutina a empresas de venta de vehículos usados–, comentó que las medidas fiscales golpearon la importación de carros de segunda.

“Hay una incertidumbre en el impuesto que se paga por la importación de vehículos. Hoy nos dan un dato y mañana es otro. Dicha inseguridad jurídica ha desmotivado la importación de carros usados”, expuso Carballo.

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) confirmó que, el año pasado, hubo un aumento en el consumo de gasolina súper atribuido, principalmente, a una renovación importante del parque automotor de Costa Rica, durante el 2014.