10 mayo, 2014

Después de anunciar, el pasado jueves, el retiro del mercado de las marcas Play e Importadora Monge, Grupo Monge indicó que no abrirá más tiendas en Costa Rica, en el corto plazo.

En su lugar, la empresa apostará por renovar sus marcas, principalmente la que surgió tras la fusión de Play con Importadora Monge y que abrió las puertas al público con el nombre de “Monge”.

Así lo confirmó ayer, a La Nación, Hugo Pereira, gerente general de este consorcio de venta de electrodomésticos, que también es propietario en Costa Rica de las tiendas Gallo más Gallo y El Verdugo.

¿Fracasó la propuesta de un establecimiento para un público más sofisticado y tecnológico como lo fue Play, fundado en el 2006?

Pereira aseguró que la decisión de retirar la marca Play se apoya en la necesidad de innovación y no precisamente en un desacierto.

¿Por qué decidieron hacer la fusión?

Por los clientes. Ellos apreciaban de Play el surtido, la variedad y el servicio, pero añoraban las facilidades de crédito y los precios que tiene Importadora Monge. Por eso decidimos unir las fortalezas en un solo concepto.

Play nació para un público de más alto perfil, más sofisticado. ¿Eso tiene mercado en el país?

Sí hay mercado. Esa parte no la estamos quitando. Más bien estamos agregando más cosas, más productos, pero los exclusivos y sofisticados se van a mantener.

¿Por qué cambiar ese concepto si usted dice que tiene mercado?

Porque queremos que nazca algo más exitoso, queremos poner las dos experiencias juntas.

Entonces, ¿no funcionó solo?

Sí funcionó, pero las compañías deben reinventarse y eso es lo que estamos haciendo.

Luis Navarro
Luis Navarro

¿Disminuyeron las ventas de Play?

No.

Con los recientes despidos y cierres de empresas en el país, ¿cómo perciben el consumo?

Vemos un cliente un poco más cauto, pero es la misma tendencia en otros negocios a causa del cambio de gobierno y del tipo de cambio. Pero ya con el Mundial se está volviendo a activar.

¿Hay planes de expansión en Costa Rica?

Tenemos gran cobertura geográfica con 180 tiendas. Estamos escaneando nuevas zonas; sin embargo, nos conviene más renovar las marcas, que abrir más tiendas en Costa Rica. Para este año no tenemos planeado abrir nuevas tiendas en el país.

¿Cómo va el proceso de expansión en Perú?

Va bien. Hemos abierto 13 tiendas desde el 2012.

¿Tienen interés en otros países de Suramérica?

Este año queremos consolidarnos primero en Perú.

¿Cómo los afecta la oferta de crédito de otras empresas?

Es competencia. Ahora estamos con un call center con la idea de centralizar el crédito. Tenemos unas 400 personas trabajando y ya funciona para 39 tiendas.

¿De qué manera beneficia esto al cliente?

Permite estandarizar el crédito en todas las tiendas y hacer los trámites de forma más rápida.

¿Harán ajustes de precios?

Sí, hacia abajo, y ya se ajustaron hace como tres semanas.

¿De cuánto fue la inversión para esta fusión de marcas?

De $2,5 millones.