AyA dice que empresas prefirieron financiar una salida propia al problema

Por: Marvin Barquero 27 febrero, 2016

Al menos cinco hoteles costeros de Guanacaste se quejan por el alto costo que implica comprar agua en cisternas, para poder afrontar la sequía en la región.

Así lo denunció la presidenta de la Cámara de Turismo Guanacasteca (Caturgua), Priscilla Solano, quien declinó dar nombres de empresas pues eso podría tener implicaciones en la visitación.

Otros hoteles, en tanto, afrontan el racionamiento tras hacer inversiones en pozos y tanques de almacenamiento, según algunas consultas realizadas ayer a las empresas.

La etapa crítica viene desde la última semana de diciembre y coincide con la temporada alta, cuando Guanacaste tiene un promedio de ocupación superior al 95%, dijo Solano.

Detalló que el costo mensual de adquirir agua para un hotel de 200 habitaciones, a un promedio de cuatro personas por habitación, llega a unos $100.000. Eso implica el pago de 128 salarios, entre saloneros y otros puestos.

Las zonas de Papagayo, Sardinal, El Coco, Ocotal, Nosara y Tamarindo, donde hay gran desarrollo hotelero, son las más afectadas. | ARCHIVO
Las zonas de Papagayo, Sardinal, El Coco, Ocotal, Nosara y Tamarindo, donde hay gran desarrollo hotelero, son las más afectadas. | ARCHIVO

Según Caturgua, en este momento son cinco hoteles grandes los que tienen el problema.

Héctor Hodge, gerente de mantenimiento del hotel Occidental Gran Papagayo, reconoció que entre diciembre y enero, tuvieron que comprar cisternas de agua para atender el faltante.

Explicó que un cisterna de 14.000 litros cuesta ¢90.000 y uno de 12.000 litros vale ¢80.000, y que en algunos días de enero debieron comprar hasta cinco.

Fabián Villalobos Sánchez, de recepción del hotel Bosque del Mar, en Playa Hermosa, explicó que combinan el servicio del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) con pozos, para evitar el racionamiento del líquido.

En el hotel Mangaby, su gerente, Alberto Salas, afirmó que apenas se defienden con dos pozos y dos tanques de almacenamiento.

Salidas. Solano dijo que la solución al problema inmediato es la puesta en marcha del acueducto de Sardinal, pero eso se ha atrasado en el AyA, donde lleva más de 10 años en trámites.

Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva de AyA, sostuvo que la institución asumió el compromiso desde el 2015 de finalizar el proyecto Sardinal. Agregó que en el presupuesto de este año incluyeron $1,5 millones para construir la segunda parte de la obra. Pero los hoteleros, dijo, consideraron muy largo el proceso de tramitomanía y revivieron un fideicomiso en que ellos hacen aportes.