Por: Patricia Leitón 15 octubre, 2014

San José.

El viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, informó de que decidieron posponer, por segunda vez, la entrada en vigencia de la retención de una parte del impuesto sobre la renta cuando se realizan pagos con tarjeta.

La vigencia ya no será el 1°. de noviembre próximo, como se había anunciado, sino el 1°. de diciembre con el objetivo de darle más tiempo a los bancos para que adapten sus sistemas.

Cuando se aplique la medida Hacienda retendrá una porción del impuesto sobre la renta como adelanto al pago total del tributo.
Cuando se aplique la medida Hacienda retendrá una porción del impuesto sobre la renta como adelanto al pago total del tributo.

“Ya está decidido, ya inclusive se lo comunicamos al sector bancario, tanto a la Asociación Bancaria Costarricense como a la Cámara de Bancos, esta semana, de manera que ellos a su vez se lo comunicarán a sus asociados”, dijo hoy el Viceministro.

“La semana pasada estuvimos haciendo unas consultas con los bancos y la idea es que ellos puedan contar con tiempo, tendrían en este caso, mes y medio para hacer los ajustes que correspondan, que se suma al mes y medio desde que se anunció la resolución por primera vez”, detalló el viceministro.

La retención de una porción del tributo sobre las utilidades cuando se realizan pagos con tarjeta de crédito o débito se comunicó en la resolución DGT-R-036-2014, publicada el lunes 25 de agosto en La Gaceta.

De esta forma, cuando una persona paga con tarjeta en un comercio, del pago se deduce el 13% de impuesto de ventas y sobre el sobrante se resta un 2% como pago adelantado del tributo sobre la renta o un 1,77% si se calcula el porcentaje sobre el monto total de la compra.

Según dicha resolución, la medida entraba a regir el 1°. de octubre, pero luego se pospuso para el 1°. de noviembre para dar tiempo a banqueros y empresarios para hacer los ajustes; no obstante, los banqueros, que son los que realizan la retención solicitaron un plazo mayor y por ello regirá el 1°. de diciembre.

La medida no aplica a negocios que estén en el régimen de tributación simplificada, ni al transporte público.