Empresa simuló importación de pantallas por parte de clientes para evadir el pago de tributos

Por: Manuel Avendaño A. 8 octubre, 2015
Sede principal del Ministerio de Hacienda en San José. | ARCHIVO
Sede principal del Ministerio de Hacienda en San José. | ARCHIVO

San José

El Ministerio de Hacienda denunció a una reconocida cadena de tiendas de electrodomésticos que evitó el pago de impuestos de 369 pantallas planas y cometió un presunto fraude fiscal por ¢37 millones ($70.000).

La cadena de tiendas ingresó las pantallas planas al país con documentos que entregó a sus clientes para simular que fueron ellos quienes hicieron la importación a su nombre. Con esta estrategia, la empresa pidió la exoneración de impuestos por los televisores; sin embargo, la importación la hizo la cadena de almacenes.

El Servicio Nacional de Aduanas del Ministerio de Hacienda identificó que los televisores importados a nombre de clientes fueron vendidos en diferentes tiendas de todo el país de la cadena de electrodomésticos.

El director general de Aduanas, Benito Coghi, dijo que "esta Administración no tolerará los actos de corrupción e irregularidades contrarios a la norma, es por ello que la Dirección General de Aduanas mediante su labor busca eliminar estas acciones y aplicar la pena que corresponde".

Tras consulta de La Nación, la Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos, Tributarios y Aduaneros informó que recibió la denuncia por defraudación fiscal aduanera a finales de setiembre y la tramita bajo el expediente 15-000076-618-PE.

La oficina de prensa del Ministerio Público indicó que la causa "se encuentra bajo estudio en la etapa preparatoria (de recabación y análisis de pruebas), fase que es privada para terceras personas, según establece el artículo 295 del Código Procesal Penal, por lo que no se puede brindar más detalles al respecto".