3 enero, 2013

Redacción. La junta directiva de Bancrédito aceptó ayer la renuncia de su gerente, Guillermo Zúñiga, a partir del 31 de enero próximo, según informó anoche por medio de un comunicado de prensa.

Zúñiga –quien fungió como ministro de Hacienda en la administración anterior– había presentado su carta de renuncia a inicios de diciembre “con el propósito de hacer una transición ordenada”, se detalló en el boletín.

Según el comunicado, Zúñiga alegó que entre las razones principales para dejar el puesto están las dificultades por la eliminación del uso de vehículos discrecionales para los gerentes de bancos estatales.

“Este trabajo exige una dedicación de por lo menos 12 a 13 horas diarias. Con la publicación de la nueva ley de tránsito, los autos de uso discrecional para gerentes de bancos estatales fueron eliminados. Esto ha transformado drásticamente mis condiciones de trabajo”, detalló Zúñiga.

Anoche no fue posible localizar a Zúñiga para que ahondara en su decisión.

En el boletín de prensa de Bancrédito se dice que el banquero arguyó que desplazarse desde Heredia (donde vive) hasta Cartago (sede principal de Bancrédito) requiere de dos horas y media a tres horas, que le representan “horas muertas” para su gestión.

Justificó, además, que ahora las horas en el volante influyen en su productividad, su seguridad personal y su salud.

Según Zúñiga, antes de la veda en el uso del auto discrecional, comenzaba a trabajar desde que un chofer lo recogía en su casa.

La dimisión también fue confirmada por el presidente del banco, Thelvin Cabezas. Colaboraron David Vargas, Manuel herrera y Fernando Gutiérrez.

Etiquetado como: