En una reacción ante la denuncia de ocho grupo empresariales, el Gobierno aseguró que no no despedirá a los dos directores de las entidades sanitarias agrícolas de Costa Rica

 16 junio, 2015

San José.

El Gobierno manifestó la tarde de este martes que ratifica su compromiso de respetar la legalidad de los acuerdos internacionales de comercio, pero igualmente advirtió que protegerá la sanidad agropecuaria de Costa Rica, mediante un documento que circuló luego de la reunión semanal del Consejo de Gobierno.

La acción va en respuesta a las denuncias de ocho grupos empresariales que, en conjunto, advirtieroron de medidas sanitarias que limitan la importación de productos, las cuales, supuestamente, se tomaron sin sustento técnico. Esas medidas fueron puestas en vigencia por el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) y por el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), dos entidades adscritas al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Según las cámaras, las trabas al ingreso de aguacate, huevo deshidratado, arroz, frijoles y otros productos ya están afectando tanto al consumidor como a la industria costarricense.

El comunicado del Gobierno recordó que Costa Rica importa 4.200 productos de diferentes países y que siempre ha respetado y respetará las condiciones del comercio internacional.

El mayor conflicto se generó cuando el Servicio Fitosanitario del Estado bloqueó, desde el 5 de mayo pasado, el ingreso de aguacate mexicano Hass, para proteger a la producción nacional contra la Mancha del Sol.
El mayor conflicto se generó cuando el Servicio Fitosanitario del Estado bloqueó, desde el 5 de mayo pasado, el ingreso de aguacate mexicano Hass, para proteger a la producción nacional contra la Mancha del Sol.

Agregó que la actual administración no impulsa una política de restricción al comercio internacional y aseguró que las medidas impulsadas por el Senasa y el SFE están orientadas a proteger la sanidad agropecuaria y que en algunos de los nueve productos que enfrentaron trabas, según la denuncia de las cámaras, se incumplió el límite máximo de residuos de plaguicidas, por lo que se devolvieron y fueron casos aislados.

Los grupos empresariales pidieron la salida de los directores del SFE, Francisco Dall'Anese, y del Senasa, Bernardo Jáen, pero el ministro del MAG, Luis Felipe Arauz, dijo que obviamente no accederá, porque los dos funcionarios hacen bien su labor.

Antes del mediodía de este martes, Dall'Anese aseguró que los grupos importadores no sufren las congojas y la incertidumbre de quienes produccen y exportan productos primarios de Costa Rica, tanto cuando en otro países les cierran el mercado como cuando temen el ingreso de una plaga o enfermedad no existente en Costa Rica.

Aeguró que se sentiría mal con su labor si aparecieran nuevas enfermedades o plagas en el país, pues su trabajo es precisamente evitar su ingreso.