Compañía apuesta a reorganizar el pasivo con bancos para seguir su operación normal

Por: Óscar Rodríguez 10 febrero

San José.

Eduardo Chavarría, gerente general de almacenes Casa Blanca, reconoció que una mala gestión financiera generó los actuales problemas de liquidez que atraviesa la empresa.

La génesis de las dificultades de la compañía se inició en el 2012, cuando se ideó una estrategia de fuerte crecimiento de tiendas y de ventas mediante el financiamiento a sus clientes.

Para lograr dicho objetivo, Land Business S. A., sociedad propietaria de Casa Blanca, estableció créditos de corto plazo (seis meses), conocidos también como revolutivos, con bancos estatales y privados, así como entidades financieras supervisadas.

Sin embargo, a sus clientes les otorgó financiamiento de mayor plazo, indicó a La Nación en una entrevista el pasado 9 de febrero.

Al final, reconoció Chavarría, la empresa entró en una espiral de descalce de recursos y por tal razón acudieron al Juzgado Concursal de San José, en enero anterior, para realizar una reestructuración de los pasivos (deudas) de la compañía.

El gerente general de Casa Blanca reconoció que el objetivo es establecer un acuerdo con los bancos para trasladar la deuda actual del corto al largo plazo, y seguir la operación regular de la empresa.

El pasado 3 de febrero, el Juzgado autorizó la apertura del proceso concursal lo cual permite a Land Business suspender el pago a sus acreedores, mientras se da una legalización de las deudas.

La compañía presentó en la vía judicial deudas por $61,5 millones con un total de 202 acreedores. Del monto principal 11 entidades financieras le prestaron el 47% de dicho monto.

La empresa cuenta, actualmente, con 55 locales comerciales en todo el país y una planilla de 500 colaboradores. En el actual proceso de reestructuración la compañía no contempla la salida de trabajadores, pero sí cerrar cuatro tiendas.

A continuación un extracto de parte de la entrevista que Chavarría tuvo con La Nación.

- ¿Por qué se inició el proceso concursal?

- Fue el final de un proceso de alto crecimiento donde Casa Blanca logró, en los últimos tres años, tener un desarrollo geográfico, además de un crecimiento importante en su cartera (de financiamiento a clientes).

A raíz de esto teníamos negociaciones con varios acreedores y varios bancos. En algún momento consideramos que teníamos que hacer una reorganización de nuestra situación financiera.

"Por tal motivo tuvimos la oportunidad de participar en este convenio y consideramos que es la mejor solución para apoyar a Casa Blanca para el desarrollo futuro".

-¿Cuál es el objetivo de la empresa con el convenio?

- El objetivo de Casa Blanca con el convenio es pagarle a todos los acreedores. Queremos asegurarnos de que el pago a los proveedores sea constante en el tiempo y que cada uno de ellos tenga el pago de acuerdo a lo que han registrado en sus pasivos.

-¿La empresa tiene la capacidad de pagar?

-Hoy en día Casa Blanca tiene los flujos suficientes (de recursos) para pagar; pero ocupamos una reorganización financiera en el tiempo para que cada uno reciba su dinero.

-¿Qué significa una reorganización financiera en el tiempo? ¿Cómo fue que los bancos les prestaron a ustedes? ¿Qué necesitan negociar con las entidades financieras para darle a la empresa un periodo de acomodo?

-Nosotros lo que ocupamos es pasar de una deuda de corto plazo a una deuda de un plazo mayor.

En estos momentos estamos en reuniones, organizándonos para ver cuál es la mejor fórmula de pago para la empresa y para ellos (acreedores).

Eduardo Chavarría, gerente general de Casa Blanca, afirmó que la empresa pasa por un bache financiero del cual esperan salir tras finalizado el proceso judicial en el Juzgado Concursal de San José.
Eduardo Chavarría, gerente general de Casa Blanca, afirmó que la empresa pasa por un bache financiero del cual esperan salir tras finalizado el proceso judicial en el Juzgado Concursal de San José.

-Dice usted que la empresa fue exitosa a nivel de crecimiento y comercial. ¿Fallaron a nivel de estructura financiera?

-Sí. Hubo un alto riesgo, creo yo, en la forma en que se presentó el negocio. Cuando las luces se prendieron, para decirnos de que estábamos vendiendo más de lo que se estaba entrando dinero. En ese momento decidimos parar y decir vamos a reorganizarnos financieramente para continuar.

"Comercialmente, Casa Blanca es un gran vendedor de producto, vende excelente servicios. Era el momento responsablemente de decir reorganicemos.

"Casa Blanca ha tenido más de 30 años de éxito y queremos que siga teniendo éxito a futuro. Tenemos una fuerza de ventas importante, tenemos una organización muy estandarizada y lo hacemos bien. El modelo de negocio está bien.

"Esta es una situación pasajera, únicamente de reorganización financiera para continuar a futuro".

-¿El objetivo es resolverlo pronto?

-Esperaríamos resolverlo pronto. La empresa quiere lo más pronto salir de este bache y continuar en su razón de ser, que es dar el servicio a nuestra clientela.

"Somos una empresa costarricense que cree en Costa Rica y vamos a seguir apoyando y creciendo en Costa Rica".

-Para tenerlo claro. ¿El dinero que pidieron prestado se utilizó para crecer?

-Claro, claro.

-¿Prestaron bien a los clientes o creció mucho la morosidad?

- No. Nosotros creemos en nuestra clientela. Tenemos un centro de autorización donde autorizamos responsablemente.

"Los clientes a través de los años han demostrado que creen en Casa Blanca y nosotros creemos en ellos. No ha sido gran tema de parte nuestra la morosidad".

-¿Cuál ha sido el mensaje hacia los trabajadores, pues con el inicio del proceso concursal se genera incertidumbre sobre el futuro?

- A lo interno siempre hemos sido muy transparentes. Casa Blanca es una compañía que logra sobrepasar retos que se le han presentado.

"Hemos tenido retos de introducir productos innovadores y se ha hecho bien. Somos líderes en la colocación de seguros, de tecnología, en al venta de motos.

"Creemos que este es un bache más para el cual los trabajadores están preparados. Ellos están preparados para que sean líderes en sus puntos de venta y toda la organización, creemos en ellos. Es parte de nuestro gran capital".