12 junio

Nueva York

General Electric (GE) anunció, este lunes, la salida de su presidente y director general, Jeff Immelt, quien llevó adelante su apuesta de volver a concentrar las actividades del conglomerado estadounidense en sus orígenes industriales, es decir, en la energía.

Immelt, de 61 años y en el cargo desde el 2001, cederá primero las funciones de director general a John Flannery el 1.° de agosto y las de presidente del Consejo de Administración el 31 de diciembre, al momento de su retiro, detalló GE.

John Flannery, de 55 años, es actualmente el jefe de la división de salud de GE, cuyas ventas crecieron un 5% el año pasado.

General Electric explicó que la salida de Immelt es la culminación de un plan de sucesión puesto en marcha en el 2011.
General Electric explicó que la salida de Immelt es la culminación de un plan de sucesión puesto en marcha en el 2011.

Se unió al grupo en 1987 en lo que entonces era GE Capital, el brazo financiero que sufrió los efectos de la crisis de las hipotecas de riesgo "subprime" desestabilizando el conglomerado, cuyas actividades van desde la fabricación de motores de turbina para aviones hasta los equipos médicos.

"John es la persona idónea para dirigir GE hoy. Los inversores confiarán en él, y también nuestros clientes y empleados de GE", declaró Immelt.

El anuncio es "un gran honor", afirmó por su parte Flannery.

La gestión de Immelt probablemente seguirá siendo reconocida en particular por la adquisición de la rama de actividades energéticas del grupo francés Alstom, que representaban entonces el 70% de su facturación.

GE explicó que la salida de Immelt es la culminación de un plan de sucesión puesto en marcha en el 2011. Desde entonces la prensa de Estados Unidos ha especulado frecuentemente sobre su marcha.

El cambio de dirección ocurre también cuando el inversor activista Nelson Peltz, una de las voces influyentes de Wall Street, ha invertido en General Electric, muy afectada por la caída de los precios del petróleo.