Al eliminar el efecto cambiario, las utilidades y ventas del fabricante se mantuvieron por encima de las previsiones del mercado.

 21 abril, 2015

Nueva York y San José

Los resultados del grupo estadounidense de productos de gran consumo Kimberly-Clark se vieron fuertemente afectados en el primer trimestre por un tipo de cambio desfavorable, pero su beneficio y volumen de negocios superaron de todas formas las previsiones del mercado.

El beneficio del fabricante de los pañales Huggies y pañuelos Kleenex cayó 13% en los primeros tres meses del año, a $468 millones.

Sin incluir los efectos excepcionales, el beneficio trimestral por acción, que sirve de referencia a Wall Street, se mantuvo, sin embargo, por encima de las previsiones, en $1,42.

En Costa Rica, la empresa Kimberly-Clark mantiene operaciones desde 1964, y actualmente posee una planta de producción en Coris de Cartago, y un centro de servicios compartidos en Heredia.

Fuentes oficiales en Costa Rica informaron que, a inicios del 2014, la firma daba empleo a unas 1.300 personas.

Negocio internacional. El volumen de negocios bajó, en tanto, 4% en relación con el mismo periodo del año anterior, a $4.700 millones. También superó, sin embargo, lo esperado por el mercado.

Pero sin el impacto del incremento del dólar frente a las otras divisas, en especial en Latinoamérica y en Europa del Este, las ventas aumentan 5%.

La compañía registró una carga de $45 millones por la implementación del nuevo mecanismo cambiario en Venezuela.

Respecto del efecto que tendrá el cambio desfavorable sobre sus resultados, Kimberly-Clark prevé una baja en las ventas de fin de año del orden de 9% a 10%, y de 10% a 11% sobre su beneficio operacional.

Etiquetado como: