Por: Manuel Avendaño A. 6 octubre, 2016

Pensar en Gallito es, sin duda, recordar estribillos como “una cascada de chocolate” o el comercial de los confites morenito. Es una marca conocida.

Con 107 años en el mercado costarricense, goza de una solidez que le permite vivir como una marca emblemática para los costarricenses, pero que en los últimos años desapareció de las pantallas y abandonó su vocación publicitaria.

El negoció que cerró Dos Pinos con la compra de Gallito va en línea con su estrategia de diversificación y expansión.

Lo cierto es que ahora viene un proceso de remozamiento para Gallito que incluye revivir productos que añoran los consumidores, como los guaritos e invertir en campañas publicitarias.

Francisco Arias, gerente de Relaciones Corporativas y Agropecuarias de Dos Pinos, explicó que ahora esperan fortalecer la marca Gallito.

Los lectores de Nacion.com sugirieron a Dos Pinos crear un helado con Guayabitas de Gallito y ponerle “Guayaleta”. | DISEÑO: GABRIELA HOOS
Los lectores de Nacion.com sugirieron a Dos Pinos crear un helado con Guayabitas de Gallito y ponerle “Guayaleta”. | DISEÑO: GABRIELA HOOS

Arias aseguró que se abren espacios para invertir en publicidad y para volver a fabricar productos que fueron emblemáticos de la marca.

“Tomamos nota de todas las sugerencias de productos que se podrían desarrollar entre Dos Pinos y Gallito. Algunas personas nos sugirieron en redes sociales que hagamos helados con chocolates como guayabitas”, agregó Arias.

El remozamiento debe ir acompañado de una nueva estrategia publicitaria.

Alberto Quirós, director creativo de la agencia Jotabequ, aseguró que la marca se encuentra posicionada en el mercado, pero principalmente en personas mayores de 30 años.

“En las últimas décadas, Gallito no invirtió mucho dinero en campañas de publicidad y desapareció, poco a poco, del top de marcas de las nuevas generaciones”, precisó Quirós.

En cambio, Dos Pinos es la marca más elegida por los hogares costarricenses, según el último estudio Brand Footprint de la firma Kantar World Panel.

También es la cuarta marca costarricense más importante en el Top 10 de la agencia Jotabequ, que mide factores como disciplina, herencia y actualización permanente.

El reto de la empresa especializada en la producción de leche es llevar a Gallito hasta el nivel de posicionamiento de Dos Pinos.

Para Víctor Umaña, director del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS) del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas, la compra de Gallito por Dos Pinos “es un acierto” desde todo punto de vista.

“Gallito tiene mucho arraigo en personas mayores de 30 años. Dos Pinos tomó una excelente decisión para crecer financieramente”, comentó Umaña.

Enrique Egloff, exdirector de Mercadeo de Gallito, señaló que la marca de confites y chocolates debe evolucionar manteniendo su esencia costarricense.