Por: Marvin Barquero 26 septiembre, 2014

¿Podrá la industria de ciencias de la vida compensar la salida de circuitos integrados?

El sector (de ciencias de la vida) seguirá jugando un papel relevante en la economía y el desarrollo del país, aún más si consideramos que es una de las industrias que ejemplifica la inserción exitosa de Costa Rica en las cadenas globales de valor. Es una industria de contenido tecnológico importante, que ha permitido seguir consolidando el posicionamiento del país como una sede para operaciones de manufactura de alto valor agregado y producción con estrictos estándares de calidad mundial.

Gabriela Llobet.
Gabriela Llobet.

¿Cuál es la situación de esa área en las exportaciones?

El sector creció de forma robusta en los últimos 14 años y con un énfasis mayor en el último quinquenio. En términos de compañías, pasó de ocho en el país, en el 2000, a 51 en el 2012, y 57 al cierre del 2013. Esto significa que el número de firmas que operan es 613% mayor que en el 2000. En términos de generación de empleo también ha crecido. El sector emplea a 17.300 personas, mientras que en el 2000 apenas alcanzaba las 1.500, es decir, es 12 veces mayor hoy que en el 2000.

¿La proyección de que serán el primer producto de exportación en el 2015 se hizo considerando que no habrá circuitos?

Los productos de precisión y médicos son de los principales dentro de la oferta exportadora. Las ventas al exterior de ese tipo de bienes pasaron de representar un 1,8% en 1999 a un 13,5% en 2013, dentro del total de productos. Hoy son el segundo producto de exportación del país y según una estimación de Cinde, se ubicarán como el primer producto a partir del 2015.