En 2010 eran 21 las firmas ticas que utilizaban el modelo y este año ya son 61

Por: Andrea Rodríguez Valverde 3 septiembre, 2015

Las franquicias costarricenses ganan terreno en el país frente a las casas extranjeras que operan bajo este modelo.

El 32% de las franquicias internacionales instaladas en el país corresponden a la categoría de moda. En la fotografía, el segundo local de la firma Stradivarius en Multiplaza del Este, tienda dedicada a la venta de ropa y accesorios. | CORTESÍA DE ALSICORP
El 32% de las franquicias internacionales instaladas en el país corresponden a la categoría de moda. En la fotografía, el segundo local de la firma Stradivarius en Multiplaza del Este, tienda dedicada a la venta de ropa y accesorios. | CORTESÍA DE ALSICORP

Así, mientras en el 2010, Costa Rica registraba 21 franquicias locales, 14% del total, para agosto del 2015 ese número rondaba las 61 marcas; es decir, una participación del 22%.

De acuerdo con el VI Estudio del mercado de franquicias , elaborado por la Cámara de Comercio de Costa Rica y el Centro Nacional de Franquicias (Cenaf), el cual fue presentado ayer, la categoría que más contribuye con el avance es el sector de alimentos: 59% del total de franquicias nacionales pertenece a ese sector.

Karol Fallas, directora del Cenaf, explica cómo ese comportamiento es ligado a un mayor número de programas para dotar de recursos financieros a este tipo de iniciativas, a lo que se suma un empresario local que cada vez apuesta más por competir.

“Nuestro mercado está madurando y el modelo cada vez más pasa de ser algo tradicional a convertirse en actividades especializadas y que pueden ser replicadas”, comentó la directora.

Pese al crecimiento registrado, los nacionales enfrentan todavía el reto de ganar más terreno en el mercado.

Un total de 217 marcas extranjeras son la competencia directa para los locales.

En este caso, es el sector de la moda el que predomina entre las franquicias internacionales.

“Venimos atraídos por la estabilidad del país y porque Costa Rica es un mercado que gasta e invierte en tendencias”, comentó Roberto Lobo, encargado de relaciones públicas de Grupo Alsicorp, que cuenta con la operación de firmas como Zara, Stradivarius y Bershka.

Crecimiento sostenido
Crecimiento sostenido

Al mismo tiempo, otro de los desafíos es replicar los esfuerzos fuera de nuestras fronteras.

Cerca de 13 franquicias costarricenses se encuentran en mercados internacionales. Destaca la región centroamericana como mercado natural.

Pane e Vino es una de ellas. La compañía ya cuenta con la marca inscrita en países como Ecuador, Panamá, Estados Unidos y Nicaragua. En este último destino ya tiene cinco años de operar.

“La competencia es fuerte en el país y ver hacia fuera es una oportunidad”, dijo Alexánder García, gerente de operaciones de la franquicia.

Etiquetado como: