Por: Marvin Barquero 29 agosto, 2014

¿Puede afirmarse que las protecciones de origen tienen sentido económico?

Claro que tienen un significado económico muy importante. La ganancia o pérdida depende del lado de quién lo ve. La Dos Pinos, por ejemplo, gana plata porque vende queso bajo la marca “tipo Turrialba”, mientras se puede suponer que esa plata la pierden los queseros de Turrialba. La suposición indica que toda la gente que compra queso Turrialba Dos Pinos, si se deja de producir en esa empresa, se pasa a consumir el Turrialba de la zona de origen.

¿Cómo se logra materializar en el producto una denominación de origen?

Hay un reconocimiento a una serie de características que están en el producto y que solo tiene el bien que se produce en esa zona. Se circunscribe a una zona, cuyas características, propician la calidad de un producto.

Además de lo económico, ¿se reportan otros beneficios?

Se evita que un montón de gente se meta. Interesados con productos que no tienen las características de suelo, tipo de clima, agua, altura y otras características. Al mantener la calidad y características, gana mercado y va ganando precio. La gente va a querer comprar el queso de Turrialba, aunque pague un poco más.