20 mayo, 2014

Las pérdidas por la roya en Centroamérica ascienden a más de $1.000 millones. La región San Gaspar Vivar, en Guatemala, sufrió por la plaga. | AP
Las pérdidas por la roya en Centroamérica ascienden a más de $1.000 millones. La región San Gaspar Vivar, en Guatemala, sufrió por la plaga. | AP

Washington AP El gobierno estadounidense anunció ayer un esfuerzo para ayudar a los agricultores centroamericanos a combatir una devastadora enfermedad del café y también a mantener el precio del producto.

La llamada epidemia de roya, causada por un hongo, ha provocado más de $1.000 millones en daños en Centroamérica. El hongo es especialmente mortífero para la variante arábiga, con la que se produce la mayoría de los cafés selectos.

La epidemia ya está afectando el precio de algunas marcas en Estados Unidos. La plaga ha afectado mucho a Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá y Costa Rica.

“ Nos preocupa porque sabemos que la roya ya está causando devastación a nivel masivo ” , afirmó Raj Shah, director de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID).

Shah anunció un proyecto conjunto de $5 millones con el Centro Mundial de Investigación del Café, de la Universidad de Texas, para tratar de eliminar el hongo.

Sin embargo, el gobierno estadounidense no lo está haciendo solo para proteger los cafés especiales de $4, por más que sean favoritos de los consumidores norteamericanos. La principal preocupación gira en torno a la seguridad económica de esos pequeños cafetales.

Washington calcula que la producción podría reducirse entre 15% y 40% en los próximos años y que dichas pérdidas podrían significar la pérdida de hasta medio millón de empleos.