Ministro de Turismo dice que los temas son analizados con el Ejecutivo

 29 agosto, 2014

Los empresarios turísticos mantienen un enfrentamiento abierto con el gobierno de Luis Guillermo Solís por la rectoría del sector, así como por un impuesto que se pretende aplicar a los deportes de aventura.

El enojo y la disconformidad del turismo se produjo al conocer que Solís firmó el Decreto Ejecutivo 38536-MP-PLAN, que coloca ese sector bajo la categoría de subsector y designa al Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) como su nuevo rector.

Turismo ha estado bajo la sombrilla del Ministerio de Turismo desde los años noventa.

Ese decreto fue firmado el 25 de julio y publicado el 20 de agosto.

El presidente de la Cámara de Hoteles, Gustavo Araya, dijo que el cambio de categoría y rectoría les genera inseguridad jurídica y un clima de incertidumbre.

“Cualquier negociación que hagamos queda objetada porque el MEIC no tiene la menor idea de lo que significa el sector turismo. Estamos en contra de los cambios”, opinó Araya.

La Nación intentó conversar sobre el tema con el ministro de Turismo, Wilhelm von Breymann, pero, mediante la agencia de comunicación, manifestó que, actualmente, el tema se analiza con Casa Presidencial y que se informará en su momento.

Tampoco fue posible obtener la posición del ministro de Economía, Welmer Ramos, porque se encuentra fuera del país, y la periodista de esa cartera, Evelyn Arroyo, dijo que solo el jerarca puede referirse.

Casi al mismo tiempo, la Cámara de Turismo (Canatur) conoció el criterio institucional DGT-CI-06-14 de la Dirección General de Tributación, que interpreta una serie de actividades turísticas dentro de los términos de “centros de recreo y similares” y los grava con un 13%.

Según el presidente de Canatur, Pablo Heriberto Abarca, se trata de actividades de aventura que se han desarrollado en los últimos años en el país como las cabalgatas, caminatas, canopy , bungee jumping y avistamiento de aves, entre otras.

“Presentamos una revisión porque es un impuesto que las empresas turísticas nunca le cobraron al cliente y la idea es hacerlo retroactivo ”, explicó Abarca.

El sector turismo se reunirá el próximo martes con el Poder Ejecutivo para tratar de buscarle una salida a este tema tributario.