Por: Marvin Barquero 21 mayo, 2014

Los empresarios nacionales esperan un difícil proceso para lograr más ventas a China y con resultados a largo plazo.

Mónica Segnini, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), advirtió de que con China, aparte de temas comerciales, se requiere una labor de contacto diplomático para abrir ese mercado.

La situación con Intel, dijo, sirvió para despertar y reconocer que con China todavía hay mucho trabajo pendiente.

Mario Montero, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia), alertó de que la capacidad para desarrollar exportaciones de bienes con alto valor agregado se limita a unos pocos productos. Por eso, agregó, la estrategia no debe ser generalizada, sino que debe estar focalizada en ese grupo.

El presidente de la Cámara Nacional de Porcicultores, Renato Alvarado, estimó que hay oportunidades, pero se deben cumplir muchos requisitos.

Ese sector, por ejemplo, está en camino de conseguir que las autoridades sanitarias chinas realicen una auditoría y certificación de granjas porcinas y plantas de proceso, requisito ineludible para exportar.