Honduras y Guatemala ya equipararon sus registros sanitarios, aranceles y negociaciones de tratados comerciales

 19 octubre

El Salvador.

La negociación para que El Salvador se adhiera al proceso de unión aduanera, liderado por Honduras y Guatemala, concluirá en febrero del 2018, según explicó la viceministra de Economía salvadoreña, Luz Estrella Rodríguez.

Esta semana se desarrolla en San Salvador el primero de tres encuentros que sostendrán los equipos técnicos de los tres países, en el que se abordan los pasos a dar para que finalmente se facilite el paso de mercancía en el Triángulo Norte de Centroamérica.

El comercio exterior con Estados Unidos y las remesas de ese país representan grandes proporciones del producto interno bruto de Centroamérica y República Dominicana, señala el informe de Fitch.
El comercio exterior con Estados Unidos y las remesas de ese país representan grandes proporciones del producto interno bruto de Centroamérica y República Dominicana, señala el informe de Fitch.

Durante la reunión se va a acordar el marco general de la incorporación de El Salvador.

Honduras y Guatemala ya equipararon sus registros sanitarios, sus aranceles, sus negociaciones de tratados comerciales, entre otros puntos.

"Ahora hay que hacer una lista de tres (países), y sacar de la lista los puntos en los que no tenemos coincidencia. Va a dar como resultado la lista que va a transitar con la Factura Única Centroamericana, que va a permitir que haya régimen tributario en el paso de la frontera", dijo la viceministra de Economía, durante el informe de rendición de cuentas del Ministerio de Economía (Minec).

La primera ronda de negociación de la unión aduanera del Triángulo Norte de Centroamérica finaliza este jueves.

Honduras y Guatemala constituyen un solo territorio aduanero desde junio pasado, luego de abrir sus fronteras comunes a la libre circulación de mercancías.

El primer gran avance en este tema llegó 56 años después de varios intentos, al menos en dos países.

Centroamérica asumió, además, el compromiso de ser una zona de libre tránsito para las mercancías de la Unión Europea (UE), en el marco del Acuerdo de Asociación que firmaron hace unos años ambas regiones.