14 marzo, 2015

Los inversionistas de la provincia de Limón se unen en una solo voz con una misma inquietud: el acceso al agua.

El río Banano será la principal fuente de agua de Limón. | ARCHIVO
El río Banano será la principal fuente de agua de Limón. | ARCHIVO

Las nuevas construcciones, atraídas por las obras estatales como el megapuerto, quedan en duda hasta que se resuelva lo que ellos consideran el mayor problema de la región.

Los reclamos proceden de todos los sectores, pero principalmente del urbanístico.

“Sin agua, no hay proyecto”, recalca Frank Hilton, uno de los socios del Bordon Eco Village Resort, que invertirá cerca de $135 millones en Talamanca.

Como él, opinan José Luis Souza, dueño del proyecto del Parque Multimodal Búfalo, que comenzará con un gasto de $15 millones para urbanización, y Roberto Zúñiga, quien posee dos terrenos que podrían utilizarse para zonas industriales.

El director regional de Acueductos y Alcantarillados (AyA) de Limón, Jorge Madrigal, explicó que desarrollarán un proyecto de mediano plazo (de dos a cinco años) para extraer agua del río Banano.

Este río estuvo en el centro de las discusiones, pues la institución denunció que la explotación del tajo Asunción (de donde se extraen ahora las piedras para el muelle de APM Terminals) podría dañar la cuenca.

Según Madrigal, a la institución también le preocupa la infraestructura. “Por eso estamos desarrollando este proyecto”.

Pero a los empresarios no los convencen los plazos.

“Nos dijeron que lo resolverán en cinco años. Eso no es de recibo”, comenta Rubén Acón, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo.

El agua no es su única fuente de recelo. A los inversores también los desanima la carencia de planes reguladores en los cantones. Según el último informe del Estado de la Nación, solo el cantón Central cuenta con un plan de esta naturaleza en la provincia.