Por: Óscar Rodríguez 11 abril, 2016
Marcela Villalobos atendió a Rafael Jiménez en Expocasa. | ARCHIVO
Marcela Villalobos atendió a Rafael Jiménez en Expocasa. | ARCHIVO

El crédito para vivienda aumentó un 12% el año pasado comparado con el 2014.

El Sistema Financiero Nacional reportó un saldo de préstamos para vivienda de ¢5 billones en el 2015, lo cual significó un incremento de ¢530.000 millones frente al año previo, según datos de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Las cifras de la Superintendencia incluyen el reporte de 57 entidades para la compra de casa nueva y usada, remodelación y construcción en lote.

Mynor Retana, director de Segmentos del Banco Nacional, consideró que la estabilidad económica ayudó a impulsar el crédito debido a un efecto de confianza de quien demanda los recursos.

Retana confirmó que el 72% del saldo de crédito en el banco estatal es para compra de vivienda nueva.

Los banqueros consultados por La Nación también mencionaron como un aspecto para el impulso del crédito en colones la reducción de la tasa básica pasiva (TBP).

Dicho indicador, usado como referencia para determinar la tasa de interés de los préstamos en moneda nacional, inició el 2015 en un 7,20% y cerró el año en 5,95%, es decir, tuvo una reducción de 1,25 puntos porcentuales, según el Banco Central.

Este año, el índice mantiene la tendencia a la baja y actualmente está en un 5,45%.

Dagoberto Hidalgo, subgerente de Negocios de Mucap, comentó que para este año esperan un crecimiento moderado en el crédito para vivienda en colones, pero con una recuperación con respecto al 2015.

En el caso del dólar, Hidalgo añadió que la estabilidad en el tipo de cambio favoreció el alza de los préstamos en esta moneda al crecer un 14% en el 2015.