En 2015 se dieron 22.046 préstamos y se financiaron 22 emprendimientos

Por: Carlos Cordero 28 diciembre, 2015
Con el aumento en la colocación en el 2016, la cartera de préstamos para pymes de banca para el desarrollo podría alcanzar como mínimo unos ¢238.000 millones. | ARCHIVO
Con el aumento en la colocación en el 2016, la cartera de préstamos para pymes de banca para el desarrollo podría alcanzar como mínimo unos ¢238.000 millones. | ARCHIVO

El Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) aumentará en ¢100.000 millones su cartera de crédito en el 2016 para pequeñas y medianas empresas (pymes).

“La meta equivale a hacer en un año lo realizado del 2008 a 2015”, resaltó Miguel Aguiar, director de la Secretaría Técnica del SBD. “Con los bancos y otras entidades la tendencia es incrementar la colocación de créditos”, añadió.

El SBD es una red de 41 intermediarios financieros que canalizan recursos (mediante créditos, avales, descuentos de facturas y arrendamiento financiero o leasing ) a pymes de todos los sectores económicos.

El próximo año, los intermediarios u operadores financieros también pondrán a disposición más de 820 oficinas de atención.

Asimismo, se espera que el Banco Central y la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) aprueben una norma especializada, que contribuiría “en la profundización” del crédito para las empresas.

De acuerdo con la Secretaría Técnica del SBD, en el 2015 se habrían otorgado 22.046 préstamos y se financiaron 22 emprendimientos innovadores. El saldo de cartera alcanzaría al final del año unos ¢137.600 millones, superando así el monto del 2014.

Además, se reformó la Ley del SBD y se emitió el Reglamento. “El 2015 ha sido un año de transición”, recalcó Aguiar.

Tras los cambios, la canalización de recursos se aceleró, pues en el tercer trimestre se otorgó el 47% de las operaciones del año.

Mejoras. Las cifras no impresionan a los sectores, dada la expectativa y la demanda de recursos existente.

Néstor Villegas, presidente de la Asociación del Sector de Metalmecánica (Aptamai), dijo que este año intentaron convertirse en operadores del SBD, pero cambiaron los requerimientos. Además, a dos asociados que les aprobaron financiamiento, y después que importaron los equipos, les dijeron que los requisitos también habían cambiado.

“Tenemos propietarios de talleres que necesitan modernizar sus máquinas y no vemos disposición de los bancos que manejan fondos del SBD en colaborar”, afirmó Villegas.

Marcelo Lebendiker, director ejecutivo de ParqueTec, dijo que es necesario que SBD baje los requisitos de tener dos años de operación y que flexibilice otros para empresas que inician.

Asimismo, el SBD tiene que formular un programa para brindar capital semilla para emprendedores que solo tienen la idea de negocio. “En este momento, todo ese tema está suspendido; los emprendedores están excluidos”, afirmó Lebendiker.

Aguiar dijo que con las incubadoras se está revisando los resultados “a fin de establecer las oportunidades de mejoras”.