El 59% son firmas semiformales, que pagan patente, pero no CCSS o INS

 18 noviembre, 2015

San José

Nuestro país tiene un parque empresarial de unas 162.000 empresas, más del triple de las reportadas por el Ministerio de Economía.

De acuerdo con la investigación, en Costa Rica hay 161.996 empresas, más del triple de las reportadas por el Ministerio de Economía.
De acuerdo con la investigación, en Costa Rica hay 161.996 empresas, más del triple de las reportadas por el Ministerio de Economía.

Los datos provienen de un estudio que realizó el Observatorio de Mipymes (Omipymes) de la Universidad Estatal a Distancia y que publicó el Programa Estado de la Nación en su XXI Informe.

De acuerdo con la investigación, en Costa Rica hay 161.996 empresas, más del triple de las reportadas por el Ministerio de Economía y si se toma como referencia el número de negocios formales registrados en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), la diferencia con la estimación de Omipymes corresponde a los establecimientos semiformales.

De ellas el 59% son semiformales, lo cual significa que si bien pagan patente, no cancelan la seguridad social, ni pólizas al Instituto Nacional de Seguros.

Jorge Vargas, director del Programa Estado de la Nación, que las empresas semiformales es un mundo que apenas se sabe que existe, que podría estar cobijado por la política pública y que genera buena cantidad de empleos.

“Estamos pegando con un mundo que no se conocía, que es mundo como tal no tratado por la política pública, aunque haya políticas públicas, que pueden estar tocando a ese mundo”, señaló Vargas.

El informe aclara que el estudio con patentes tiene algunas limitaciones. Una de ellas es que podría contabilizar patentes que no estén siendo utilizadas, pero dado que estas tienen un costo, es probable que la sobreestimación sea baja.

Otra dificultad es que una misma empresa pueda tener dos o más patentes en un mismo cantón o en varios municipios.

El estudio no incluye a las empresas del todo informales, que ni siquiera se registran en las municipalidades, lo cual podría llevar a subestimar el tamaño del parque empresarial y compensar posibles sobreestimaciones.

Los investigadores de Omipymes analizaron si existe relación entre la formalidad y el desarrollo social de los cantones, con el fin de construir perfiles de la semiformalidad empresarial.

El estudio encontró que a mayores tasas de semiformalidad, menor desarrollo cantonal, competitividad, urbanización y proporción de personas con educación superior, y más hogares en condición de pobreza.

De esta forma, los cantones con menor semiformalidad y mejores condiciones de desarrollo se ubican hacia el centro del país, y los cantones con mayor semiformalidad y condiciones desfavorables están en zonas alejadas de la Gran Área Metropolitana, especialmente en las fronteras.