México y Costa Rica son más vulnerables porque las exportaciones de alto valor, dice documento

Por: Patricia Leitón 22 septiembre, 2016

San José

Costa Rica se encuentran entre las economías más expuestas en las Américas, si los Estados Unidos (EE. UU.) se desplazara hacia una reducción de los lazos comerciales y de inversión después de las elecciones presidenciales de noviembre, de acuerdo con un informe publicado este jueves 22 de setiembre por Moody's Investors.

El otro país más expuesto es México.

Estados Unidos es el principal comprador de bienes costarricenses.
Estados Unidos es el principal comprador de bienes costarricenses.

Canadá está menos expuesta, ya que no se benefician de los bajos costos de mano de obra que ha incentivado la deslocalización de las operaciones de fabricación.

Este informe se centra en el impacto probable de crédito para las Américas si los EE. UU. se alejan del libre comercio.

Es parte de una serie que examina el impacto de posibles cambios posteriores a las elecciones en las políticas de Estados Unidos, en diferentes regiones.

Además del comercio, el informe también examina el efecto potencial que el resultado de las elecciones podría tener sobre la inversión extranjera directa (IED) de los EE. UU. en América Latina y Canadá, y cómo los posibles cambios en la política migratoria de Estados Unidos podría afectar las remesas a estas economías.

"La integración económica entre los EE. UU. y América Latina ha aumentado desde que el Tratado de Libre Comercio (TLC) y el Tratado de Libre Comercio Centroamérica-República Dominicana (Cafta-DR) fueron firmados. Sin embargo, la reducción del comercio se ha convertido en un tema recurrente de la campaña electoral de este año, y un cambio de los EE. UU. hacia una economía menos abierta puede presentar riesgos significativos para algunas economías de América Latina", señala el comunicado de Moody's.

El más dependiente de las exportaciones a los EE. UU. para el crecimiento, cuando se mide como proporción del PIB, son Nicaragua y Honduras. Sin embargo, estos países suelen exportar mercancías de bajo valor agregado.

México y Costa Rica están más expuestos porque las exportaciones de alto valor, tales como automóviles y maquinaria, representan una gran parte de los bienes que se venden a los EE. UU.

"Este es el tipo de industrias y puestos de trabajo que los defensores de la reducción de personal quieren traer de vuelta a los EE. UU." , dijo Renzo Merino, analista de Moody's.

Los flujos de IED, que son una fuente estable del capital que financia una gran parte del déficit en cuenta corriente de los países de América Latina, también podrían ser limitados en un intento de evitar la exportación de puestos de trabajo en el extranjero. México es el país más expuesto en términos de IED.

En el primer semestre del año las exportaciones costarricenses a los Estados Unidos representaron un 39% del monto total, según datos de la Promotora del Comercio Exterior y la inversión extranjera directa un 36% del total, según el Banco Central.

Los cambios en la política de inmigración del gobierno de Estados Unidos también podrían afectar negativamente las remesas de los trabajadores, que son particularmente importantes para los países de América Central. El Salvador, Guatemala y Honduras, en particular, están muy expuestos a las interrupciones de remesas de los trabajadores.